acuerdo

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Después de una hora de reunión celebrada ayer lunes en Moncloa a petición del presidente del gobierno, entre Pedro Sánchez y el líder de la oposición Pablo Casado, tal y como estaba previsto, ha resultado más protocolaria y de “imagen de diálogo” de Sánchez ante la sociedad y por la proximidad de las autonómicas vascas y gallegas, que una reunión con voluntad de acuerdo entre ambas partes.

La realidad de esta reunión, no ha sido más que de mera estrategia política, puesto que incluso antes de entrar, se sabía la imposibilidad del acuerdo, por las manifestaciones realizadas por el presidente del gobierno en el comité federal del PSOE del pasado sábado y por lo contestado por el vicesecretario de comunicación Pablo Montesinos, este domingo.

El núcleo fundamental de este desacuerdo, está en el hecho de que Sánchez necesita de la aprobación del Partido Popular para la renovación de organismos institucionales como el CGPJ, RTVE, Defensor del Pueblo y otras, en las que precisa contar con 2/3 del congreso, para que salgan adelante.

Por parte de Casado, que en su día le ofreció 10 materias para llevar a cabo pactos de Estado, cree que para llegar a cualquier acuerdo, Sánchez debe renunciar al nombramiento de la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado como muestra de des politización de la justicia, así como la no celebración de la mesa de gobiernos entre España y Cataluña, ademas de garantizar el cese de Quin Torra del cargo de presidente de la Generalitat, ejecutando la sentencia del TS.

También PABLO Casado que ha sido informado desde el gobierno de la marcha de las negociaciones para los PGE, le ha exigido que se proceda al pago de las cantidades que se adeudan a las CCAA por adelantos de IVA, así como que no se proceda a la derogación de la Reforma Laboral, reconocida como efectiva para evitar el paro, por un reciente dictamen del FMI.

Cabe decir que, si acepta estas circunstancias expuestas, Casado se ha mostrado dispuesto a apoyar unos PGE que no sean beneficiarios para una comunidad autónoma, siendo discriminatorio para las restantes.

Una vez más y mientras que los españoles viven con preocupación tanto la situación económica de nuestro país, muy especialmente el sector agrícola que se ve perjudicado por la situación del sector, desde el gobierno, se juega a operaciones de imagen y marketing electoral, para ir de “buenos” ante los españoles y acusar a la oposición de “bloqueadores”, solo y por la exclusiva razón de que se enfrenta a unas elecciones autonómicas, en las que necesita dar una imagen de moderación y tapar sus intenciones de favorecer a sus socios de gobierno Vascos y catalanes, dado que en regiones como Galicia, sufriría un batacazo importante, a pesar de que su candidato a la Xunta, es el sobrino del alcalde de Vigo Abel Caballero, mientras que en el P.Vasco, competiría con Bildu para ser la segunda fuerza de la comunidad, a pesar de tener garantizados sus puestos en el ejecutivo de Urkullu, por necesitar este a los socialistas Vascos, tanto en ayuntamientos como diputaciones.

Casado con su actitud, no bloquea sino que pretende garantizar un cierto asalto de Sánchez a instituciones como la ojusticia, que sirven de contrapeso a las políticas de este gobierno, particularmente por sus cesiones hacia la política catalana, que por cierto y en boca de ERC, exige el inicio de lar mesa de negociación la semana que viene, como condición irrenunciable para seguir manteniendo a Pedro Sánchez en Moncloa.

Finalmente hay que señalar que Pedro Sánchez continúa colocando a nuevos peones en puestos públicos, como es el caso de la presidencia de la Agencia Efe que ostentaba Fernando Garea, para sustituirle por la periodista de El Pais Gabriela Cañas, que además en tiempos de Jose Luis Rodríguez Zapatero,  fue la directora general de Información Internacional entre los años 2006 al 2008, mientras que las terminales mediáticas de la izquierda, además de insistir en el “supuesto bloqueo” de Casado a Sánchez, no paran de insistir en la falta de pacto entre PP y Cs para concurrir en un solo proyecto en las comunidades autonómicas el próximo 5 de abril.

¿Si tanto les preocupa a la izquierda los no acuerdos entre PP y Cs en Galicia, será para bien o solo pretenden alterar la fortaleza que demuestra Núñez Feijoo en las encuestas? Yo lo veo muy claro, y ¿Vds?

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

1 Comentario

  1. Ante la imparable deriva del gobierno, apoyado por bilduetarras, independentistas y “maduros”, Pablo Casado está demostrando que le importa España, su unidad, la justicia y el desarrollo de sus comunidades en contraposición a los que hablan de bloqueo institucional. Está visto que las políticas que está haciendo el gobierno, en el poco tiempo de su mandato, van por unos derroteros de consecuencias imprevisibles. Si el NO acuerdo con Sánchez sirve para frenar ésta deriva, tendrá el beneplácito y apoyo no sólo de votantes de la derecha, sino de muchos votantes de izquierda que han sido engañados con promesas incumplidas y discursos vacíos.
    Ya que la justicia, seguramente con razón es lenta y los organismos están manejados por la política, hay que aprovechar las ocasiones que brinda la Constitución que tanto les preocupa y de la que desean su reforma. Ese es el papel que tiene que jugar la oposición, ante la falta de recursos para evitar una dictadura de izquierdas, razón por la que Pablo Casado ha de mantenerse firme en sus peticiones para evitarlo. Que hablen de bloqueos, de intransigencia y de todo a lo que nos tienen acostumbrados. El pueblo toma buena nota de quienes son a los que le preocupa el poder, por el poder, en lugar del desarrollo y la unidad de su España.

Comments are closed.