SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Un doctor en Economía, que meses más tarde nos enteramos que no era doctor porque su tesis era falsa, plantea una moción de censura y consigue hacerse con la presidencia del gobierno. Nos dice que lo primero que va a hacer es convocar elecciones, pero no lo hace. Pasan los meses y, como su gobierno era muy débil porque no tenía ni 90 diputados, se plantea los acuerdos más extraños para continuar en su puesto.

No quiere ver a la prensa española ni en pintura, quiere estar en España el menor tiempo posible y aprovecha para viajar. Y tanto viaja que el avión presidencial se hace más famoso que él. Hasta que un día decide buscar un acuerdo con los partidos que hacía pocos meses habían preparado un golpe de estado contra la nación a la que pertenecen. Como parte de ese acuerdo se incluye uno en el que se decide nombrar un intermediario internacional para que haga de mediador entre un gobierno nacional y uno regional, ambos de la misma nación.

La gente despierta gracias a los partidos políticos y sale a protestar a las calles en una de las concentraciones más multitudinarias que se recuerdan. Entonces convoca elecciones. Tampoco consigue una amplia mayoría en esas elecciones, por lo que necesita acuerdos. Pero no consigue acuerdos con nadie por lo que decide convocar unas nuevas elecciones puesto que no quiere llegar a acuerdos con quien podría hacerlo puesto que dice que no dormiría tranquilo y, además, sus expertos demoscópicos le cuentan que va a ganar por mayoría absoluta.

Convoca esas elecciones y obtiene todavía menos diputados que en las anteriores. En las elecciones hay serias sospechas de fraude y son denunciadas por no haberse realizado el recuento electoral tal y como establece la ley. Pocos días más tarde su partido es condenado por haber protagonizado el caso de corrupción política más grande de la historia. El dudoso vencedor de las elecciones llega a acuerdos no solo con aquellos con los que no podría dormir, lo hace además con los responsables de casi mil asesinatos en España y con los partidos que habían dado el golpe de estado meses antes.

Con objeto de colocar a todos los amigos y los amigos del partido que les apoya monta un gobierno enorme, a pesar de que todos los indicadores económicos demuestran que nos encontramos ante una nueva crisis económica. De ministro de Justicia coloca al novio de la Presidenta de las Cortes, de ministro de Igual-da coloca a la novia del responsable del partido con el que llega a acuerdos y a ese responsable le crea una vicepresidencia para que esté contento. Censura en las redes sociales y controla televisiones y medios de comunicación para que todos hablen bien de él.

Se enfrenta a los padres diciéndoles que sus hijos no son suyos, que son del estado. Se reúne con un presidente inhabilitado por los tribunales y lo hace como si estuviera de visita en otro país. Aplaude a partidos políticos amigos de los responsables de haber matado a sus compañeros de partido. Decide promover una ley para eliminar a todas las personas enfermas o demasiado mayores. Y un día, por si esto fuera poco, manda a uno de sus ministros a mantener una reunión a un aeropuerto con alguien a quien sus aliados han prohibido entrar en ese país negándolo hasta que los hechos demuestran que están mintiendo.

En estos momentos el gobierno que preside tiene cuatro querellas presentadas contra ese ministro que se ha reunido a escondidas con alguien que tenía prohibida la entrada en ese país. Se ha enfrentado a la mayor potencia mundial país que, además, es uno de nuestros principales aliados. Ha nombrado Fiscal General del Estado a la misma persona que fue ministro de Justicia para dejarnos claro que también quiere controlar la justicia (¿de quién depende el Fiscal General del Estado? Pues eso). Y por último, los propietarios de un canal de Youtube, padre e hijo, llevan meses denunciando que su partido es responsable de los encargos de cientos de asesinatos perpetrados por una organización cuyo responsable era un fiscal nombrado por el partido al que él mismo pertenece.

Y aquí no pasa nada. ¿Qué tiene que hacer este gobierno para que la gente despierte en España?

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL