apariciones

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Recientemente, leíamos la noticia del derribo de la capilla construida en el escorial a raíz de las supuestas apariciones marianas de Luz Amparo Cuevas. El fenómeno de dichas apariciones tiene especial interés por la organización que entorno a la misma se ha creado y que ha generado gran controversia por las cantidades de dinero que maneja. Además, y de forma relevante surgió también una asociación de victimas de dicha comunidad.

Para esclarecer que es lo que desde un punto de vista objetivo y científico ocurrió allí contamos con una testigo que vivió en primera persona todos los hechos y que al tiempo es psicóloga.

María Pilar Muñoz Herranz (San Lorenzo de El Escorial, 1962) es licenciada en psicopedagogía (especialidad asesoramiento y orientación) y diplomada en profesorado de E.G.B.

En primer lugar, situemos a los lectores de esta entrevista en el tiempo y el lugar donde transcurren los hechos. ¿En qué año y en qué lugar comienzan los fenómenos de lo que se conocieron como las apariciones de Prado Nuevo?

Los hechos comienzan a principios de los 80 del pasado siglo con una mujer conocida como Amparo. Unos meses antes de que comenzasen a tener lugar las apariciones, Amparo afirmaba haber experimentado ya otra presencia.

La primera localización donde encontramos fenómenos fuera de lo común, fue en San Lorenzo del Escorial, donde ella vivía y trabajaba. Posteriormente, no llegando a pasar un año, surgen las apariciones marianas, en otra localidad, Pina, concretamente en Prado Nuevo.

Para que los lectores puedan comprender, por orden, cual fue la sucesión de hechos transcurrieron de la siguiente forma:

  • Primera manifestación pública: ocurre en un comercio de panadería/bollería que regentaban mis padres. Lo que primero encontramos son presencias y hechos sobrenaturales que la vidente todavía no atribuía a la Virgen María. Ella oía una voz que la llamaba por su nombre. Hablaba de Jesús, del arcángel Miguel, de la Virgen e incluso de Satanás. Esto que le ocurría lo conocía solamente su familia y los señores de la casa donde ella trabajaba como empleada del hogar.
  • Segunda manifestación y vida pública: aparecieron de forma súbita estigmas en zonas del cuerpo compatibles con la pasión y crucifixión de Jesús, es decir, frente, palma de las manos, en las cuales se percibía verdaderamente sangre. Éste fenómeno ocurrió a las 14:00 del mediodía y fue ahí donde ocurrió (en la panadería) esa aparición súbita de estigmas. También pudimos intuir en ese mismo mediodía un corazón, pero no en la parte izquierda sino en el centro del tórax de Amparo. A raíz de esto, el marido se preocupa por que la tomen por loca. Durante ese proceso de estigmas adopta una gran rigidez y pierde el contacto con la realidad y expresaba gemidos de gran quebranto. No responde a estímulos. Se cierra el establecimiento y la sorpresa es general en los que estábamos viendo el fenómeno. Nicasio, su marido, suplicaba que no dijesen nada. El fenómeno se extiende porque es algo muy difícil de callar. Finalmente fue cobrando fuerza hasta que en pocos meses se armaban auténticas colas cuando ocurrían los éxtasis que eran siempre los viernes o en otras fechas destacadas del calendario litúrgico (navidad, semana santa, pentecostés, corpus Cristi…) dónde por entonces ya vino la tele, exorcistas, la iglesia… Siempre tuvo mayor impacto en el pueblo que en la iglesia, pues la iglesia siempre es muy cauta con este tipo de fenómenos. De hecho, hoy la iglesia no dice que no ni que sí. Destacar como relevante que nos encontramos ante un pueblo totalmente crédulo.

Seguramente, los lectores lo primero que puedan preguntarse es ¿Quién era la vidente Luz Amparo Cuevas? ¿Qué antecedentes se tenían de ella antes de las apariciones?

Era una mujer sencilla, empleada del hogar, madre de 7 hijos, de nivel económico bajo, sin evidencias de desestructuración familiar, no destacaban por su activismo social, religioso o político, no pertenecían a ninguna cofradía. El marido era de aspecto y salud frágil. Tenía unas jornadas de trabajo intensas. Los hijos empezaron a trabajar pronto para ayudar a la familia. No habían sufrido escándalos, eran gente discreta sin ningún hecho que pudiera destacarles o desestabilizarles y con buenas relaciones vecinales.

De tal modo que se trataba de una mujer perfectamente normal.

¿Qué se supone que decía la Virgen?

Primero ella empieza escuchando que ha sido elegida, ella se consideraba un canal entre esa entidad o esa otra dimensión, entre la parte trascendental y la terrenal. Dicha supuesta entidad le transmitía una preocupación por el devenir de la humanidad y que la elige por ser un alma sencilla y humilde para transmitir ese mensaje benéfico. Al parecer esa entidad era una entidad benéfica.

Después de la aparición de los estigmas y de todas las visitas de la gente a la calle Santa rosa, que era donde estaba el hogar de los Martín, ocurre que ellos tenían una huerta en la cual en el mes de junio es cuando aparece la danza del sol y luego en una fresneda se produce la aparición de una señora, que ella la llama “la señora” donde empiezan los mensajes.

Ahí va a recibir visitas de esa señora que le dice que ahí recibirá las visitas, las apariciones, fenómeno que observamos igualmente en otras famosas apariciones tanto católicas como en otros lugares que no tienen cultura católica, ni tan si quiera protestante que han experimentado fenómenos similares.

Se dice que hay referencias por parte de esa señora a una fuente de agua curativa…

Si, al lado del fresno hay un abrevadero de animales que recibe agua del rio Aulencia, un rio muy discreto que los agricultores aprovechan con bañeras para que beban los animales. Entonces volvemos a observar como al igual que en apariciones como Lourdes, la Virgen hace referencia a un agua que tendrá propiedades curativas, cierto es, que los supuestos efectos benéficos de esa agua están muy ligados a la sugestión y el ánimo con que la beben aquellos que allí van.

De hecho, en enfermedades oncológicas, vemos como los propios oncólogos te dicen que tu propia fe, hablo de fe en minúsculas, en el proceso reparativo y curativo va a influir muchísimo. Entonces si es cierto que la supuesta señora hace referencias a esa agua como curativa.

A partir de ahí podemos ver como las apariciones quedan definidas por una presencia mariana que hace transmite unos mensajes concretos…

Y queda definido también por el de una advocación, que es la de Nuestra señora de los dolores o la dolorosa. Luego, ella (Amparo) hace una descripción de lo que ve en esa señora mediante la cual ciertos artistas que están en el grupo alrededor de ella hacen representaciones.

¿Se trata de un fraude por engaño o por enfermedad?

Bueno, enfermedad como tal, previa, que pudiese derivar en fenómenos parecidos a los que ella vivió no padeció.

Respecto al engaño, éste puede ser mas por parte del grupo que se forma entorno a ella, porque, de hecho, casos de estigmatizados ha habido muchos en la iglesia, del primero que se tenga noción fue de San Francisco o el Padre Pío.

Si analizamos el fenómeno físico, la fragilidad de los capilares, llorar lágrimas de sangre no es algo tan infrecuente, en una situación extrema. Si atribuimos esto a causas sobrenaturales, no creo que el perfil de esta mujer llegase hasta tal punto de manipulación pero que luego esas apariciones se canalizasen en un grupo cerrado y endogámico con otros propósitos sectarios eso sí que cuadra más.

Centrándonos en caso de enfermedad, ¿Qué posibles dolencias padeció la vidente para las visiones y las llagas?

Desde el punto de vista psiquiátrico, existe un deseo de catalogar todo lo que ocurre en el devenir humano, según el DSM4, el trastorno disociativo, este trastorno provoca una alteración temporal significativa de la identidad, de la persona y perdida del control sobre si misma sin que ésta se vea suplantada por cualquier otra identidad.

Es decir, que, siendo Amparo, ella sigue siendo ella misma, pero canalizando estos mensajes atribuibles a una divinidad. Otra característica es la disminución para reconocer y ser conscientes del entorno que le rodea. Por ejemplo, la posición de estar en cruz esta fuera del control de la persona no es atribuible a una enajenación mental ni a un brote de delirio porque entonces caeríamos en otra categoría que sería el delirio y éste no encajaría en el caso de Amparo.

Es por ejemplo parecido, a los casos de posesión, que existen, pero que no son iguales a tener un trastorno disociativo porque el poseído sigue siendo el, pero con otra entidad que lo posee le hace perder el control de su propio ser.

¿Por qué cree que comienza en ese contexto concreto?

Bueno desde un punto de vista social, parece que podrían encajar bien este tipo de fenómenos más ahora que parece que la sociedad es mas convulsa por la situación moral, espiritual o de valores que padece nuestra sociedad que entonces. En aquel momento, nos encontrábamos en un momento de estabilidad, año 1980.

Creo que el contexto propicio arranca de las características de los dueños donde ella trabajaba., Las características de estas personas sin ser éstas unas características patológicas, es decir no eran antisociales o fraudulentos, pero si tenían unos estilos comportamentales, por ejemplo: un fuerte liderazgo, un control de informaciones, una jerarquía marcada y decide quienes están en la primera esfera y quienes en el resto.

Eso es lo que a mucha gente le hizo sospechas que esto caminaba por un movimiento sectario. Recordar que, movimientos sectarios hay muchos, no sólo religiosos.

Entonces esos fieles de tendencia sectaria, ¿qué rasgos presentan?

Al principio los observadores eran muchos y muy variados, pero han ido cambiando mucho a lo largo de estos años (más de 30 años) al principio eran grupos de curiosos, fanáticos, especialistas, médicos, incrédulos, morbosos o enfermos mentales.

Con el tiempo la situación se filtró y entonces, por ser algo estridente y novedoso llamaba mucho la atención que la gente que se reunía entorno a ella era principalmente gente sencilla, con escaso o nulo criticismo, con baja formación y con una buena ración de superstición, santería y pensamiento naif.

Luego encontramos a una pequeña elite aristocrática, de vuelta de todo, que encontraban ahí una motivación para sus vidas, para hacer un acto solidario, que además les diese protagonismo, pero ojo con estas personas que pueden ser más destacadas porque no implican que éstas tuviesen una gran formación y luego vemos gente que tenía profesiones liberales o que trabajan de funcionarios.

Vemos gente joven, que podían estar en ese momento en una crisis de identidad y que esto les da una salida. Por ejemplo, encontramos ya las primeras jóvenes que quisieron pertenecer al instituto religioso como monjas y es ahí cuando empiezan a funcionar las primeras organizaciones dentro del grupo de Amparo Cuevas, de hecho también hay un grupo de varones que van al diocesano para formarse pues ellos viven dentro de la comunidad de la Magdalena donde llevan una vida católica pero endogámica.

En estos momentos ya es toda una organización.

¿Cuál es la situación actual de la organización Amparo cuevas?

A día de hoy tiene una situación muy complicada porque cuando el líder desparece el grupo tiende a fragmentarse, hecho que se produce en 2012 cuando ella fallece.

El funeral fue en la comunidad de la Magdalena, que esta formada por gente viuda, matrimonios o gente que decide vivir en esa comunidad que entrega su patrimonio, aunque de forma voluntaria a la comunidad.

Ahí ya vemos una mezcla de lo espiritual con lo económico que complica las cosas. A día de hoy hay una división seria y profunda entre la jerarquía, unos que son como los garantes de los orígenes, los que vieron los fenómenos y los que luego llegaron a los que se pretende someter sobre todo en lo que a la distribución del dinero se refiere. El elemento monetario se repite constantemente y ahí es donde un cristiano debe preguntarse ¿Cómo se enjugaba ahí la figura de Jesús y de María?

¿Se puede hablar de superstición con una figura materno-femenina?

En ese caso nos encontramos ante otra taxonomía de personas, hay gente que dice haber experimentado una conversión a partir del fresno, o a partir de un duelo o cualquier otra circunstancia. Ciertamente el Espíritu santo puede soplar en cualquier momento y lugar.

Hay un gran componente de personas que, como católica, lo entiendo pero no lo comparto, por ejemplo gente que va al Prado a ver  si se curan de la dermatitis, ese punto de idolatría, de Baal, es lo que me disgusta, porque para tener una oración o un encuentro con el Señor, no te hace falta ni un templo, aunque éste ayude, pero este tipo de conductas tipo “tengo que tocar el árbol” o “tengo que tocar las faldas de la virgen” que se ve en tantas romerías, eso es idolatría y además de baja estofa que deja patente una falta de fe madura, sin oración y poco o nada reflexiva. Porque los que creemos, en verdad, no nos hace falta tocar nada para sentir ese animo y esa luz del señor en tu vida.

Con lo cual encontramos toda una parafernalia: venta de botellas de agua curativa, rosarios, estampitas. Todo un negocio en definitiva que echa para atrás.

Negocio que se ve en otros grandes santuarios marianos tipo Lourdes, Fátima…

Si, de hecho, dentro de estos santuarios, yo he colaborado, por ejemplo, como voluntaria en las piscinas de Lourdes y estas no tiene nada que ver con toda la riada general que acude ala gruta pues a las piscinas, por regla general, va gente con un animo muy diferente, son gente que puede que estén desahuciadas por la medicina o tengan grandes vacíos existenciales. Recuerdo una modelo que entró y que salió llorando diciendo “como veréis no tengo nada físico, pero estoy destrozada anímicamente” pero ese hecho indicaba una gran diferencia entre los necesitados que iban a las piscinas y los que acudían a la gruta que evidenciaban mucho más folclore fuera en la gruta que en las piscinas.

En Fátima se produce un fenómeno similar, fenómenos que están muy lejos de lo que podría desear María.

¿Qué posición adopta la iglesia respecto a lo que ocurre en prado?

Pues la iglesia siempre ha sido muy cauta respecto a este tipo de fenómenos, de tal forma que la iglesia recomendó a Amparo para discriminar el trigo de la paja le recomendaron que no fuera al prado. Ella eso lo cumplió, y se vio un descenso de los asistentes al prado que evidencio como mucha gente buscaba el espectáculo y evidenciaba una espiritualidad de esas personas bastante deplorable que no tenía como objetivo encontrase con el Señor, salvo en los casos en los que verdaderamente pudo servir para alguna conversión.

Lo que se producía venía a ser un “baja María en ascensor”.

La posición por eso de la iglesia en la actualidad es de ni consta ni no consta la sobrenaturalidad de las apariciones, reconoce que ha habido fenómenos no explicables, pero la sobrenaturalidad de los mismos atribuible a figuras centrales de nuestra fe no y en Medjugorje lo mismo que en prado.

¿Podemos extrapolar las conclusiones del caso a otras supuestas apariciones marianas?

Si se pueden extrapolar, tienen una gran similitud, conversiones masivas, danzas del sol…

¿Se pueden observar conexiones con la historia, en la cultura clásica, por ejemplo, fenómenos parecidos con las diosas?

Claro, porque el ser humano siempre ha tenido esa necesidad de trascender, por ejemplo, en las culturas animistas, en poblaciones de la Amazonia, o en poblaciones más centro africanas, vemos como chamanes o vudúes han tenido conexiones con figuras femeninas que además muchas de ellas están relacionadas con el calendario agrícola, diosa de la recolección o la fertilidad…

Como creyente y psicóloga me impresiono mucho conocer el caso de Sagastaya, que era un niño de Ruanda, que vivó lo que se llaman las apariciones de Kavejo, este niño era animista, y muy pobre y aparte de tener esas apariciones, en la década de los 90, hay varias niñas que iban a colegios de los misioneros que también vivieron la misma presencia que el niño.

Hay que tener en cuenta que ese niño no tenia referencia alguna a la divinidad y tuvo apariciones de María y del propio Jesús.

Estas apariciones están en el mismo estado que Garabandal, Medjuorje o Prado. Lo relevante de este niño es que relataba pasajes de los evangelios tal cual sin tener ningún conocimiento ni de que existan unos evangelios escritos y no ha tenido trascendencia por no ser occidental. Y en ese caso es imposible decir que estaba influenciado por nada cristiano.

¿Le gustaría añadir algo más?

No soy quien para juzgar a nadie quiero juzgar hechos psicológicos, esa riada de que hay que cree a la voz de ya, esa falta de criticismo, me da miedo, la superstición contra eso sí que estoy en contra. Advierto contra los dirigentes, el componente económico, hay un peligro de dibujar a quien seguimos: Jesús.

Para entrar en la Iglesia hay que quitarse el sombrero, no la cabeza. G.K.Chesterton

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL