SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Dice el refrán que a buen entendedor pocas palabras le bastan y quienes escucharan hablar a Pedro Sánchez en el día de ayer en el Senado, si son buenos entendedores, se darán cuenta que Sánchez le está endilgando la responsabilidad del ‘Delcygate’ y la patata caliente a Ábalos por completo.

Y esto a pesar de que todos estemos bien seguros que Ábalos no habría movido un dedo en un asunto tan delicado como ese si no fuera contando con el resto del gobierno y con su máximo responsable. Porque no estamos hablando de cualquier cosa, estamos hablando de permitir entrar en un país a una persona a las que las leyes internacionales, y las de los socios de ese país que es España, han prohibido pisar ese territorio, el nuestro.

¿Y con qué nos encontramos ahora? Pues nos encontramos con que Ábalos tiene que responder ante los tribunales sobre lo sucedido puesto que ha recibido tres querellas por ese asunto: la del Partido Laócrata, la del PP y la de Vox. Es decir, Ábalos, aunque intente demostrar lo contrario, se está encontrando con un problema bastante serio.

Pero no es solo un problema serio porque tenga que acudir a un juzgado a dar explicaciones, es serio porque muchos de nuestros aliados están bastante molestos con todo lo sucedido, empezando por EEUU. Todos sabemos cómo se las gastan los americanos y como lo tienen todo de controlado. Seguramente en EEUU ya sepan exactamente lo que pasó en el aeropuerto de Madrid, también es seguro que tendrán las grabaciones de lo sucedido e incluso sabrán con quién habló Delcy Rodríguez por teléfono y de lo que habló.

Y ahora, ¿entienden que Sánchez hable tanto de Ábalos en su respuesta en el Senado? ¿Entienden que lo haga apuntándole a él solo? Pedro Sánchez va a dejar tirado a Ábalos a la voz de ya… “el señor Ábalos consideró con muy buen juicio, a mi juicio, que era preferible la segunda vía, es decir, entre forzar o evitar un crisis diplomática, el señor Ábalos eligió lo segundo, evitar una crisis diplomática“.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Esto es fuego amigo y lo demás es broma. Parece que nadie, salvo este artículo hablan del tema que, al margen de las mentiras, contramentiras, contradiciones, etc, oculta un hecho importante, como se dice aquí Sánchez dijo que fue Ábalos el que tomó la decisión de intervenir en un asunto, que no era de su competencia, y así evitó un conflicto diplomático. Se supone que Ábalos actuó enviado por alguien, que no puede ser más que el presidente, o algún vice, pero no, fué Ábalos, al que le huele el trasero a chamusquina, porque hay alguien en algún sitio, con mucho poder e influencia, que ha decidido deshacerse de él. La actitud de Ábalos ante las preguntas de la oposición es la de el que está arrinconado y se tiene que defender a dentelladas. Eso con tres querellas encima, no debe ser muy agradable. Podemos entretanto mutis por el foro.

Comments are closed.