desprecio

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

En el discurso de apertura de la XIV Legislatura del Congreso de los Diputados, entraron en escena dos extremismos completamente opuestos: los pro España y los anti España. Estos últimos, unos demostrando su contrariedad al país de manera sibilina y otros siendo el descaro personificado largándose del hemiciclo como buenos maleducados e intolerantes, primero ante la figura del Rey y después faltándonos al respeto a todos los españoles que hemos depositado nuestro voto en las elecciones de noviembre del año pasado independientemente de lo que cada uno hayamos votado.

Dentro de los pro España, los de siempre: el bloque de las tres derechas (PP, C’s, VOX). Y, por parte de la anti España más dañina, JXCat, Bildu, ERC, CUP y el BNG, o séase los independentistas rupturistas junto a este desgobierno que aunque pretendan hacer ver de cara a la galería que valoran la figura del Rey, su lenguaje no verbal los acaba delatando a consecuencia de los rostros de seriedad que se podían reflejar dentro de la bancada socialista, especialmente en la de los sillones negros cuando S.M. comenzó con su oratoria de apertura.

Comprendo y entiendo que un partido político tenga el sentimiento nacionalista. Es lícito y respetable que cada uno defienda y ame ‘su tierra’ como lo considere oportuno. Lo que me parece aberrante es ver como una serie de políticos, los cuales tienen unos cargos en un país llamado ESPAÑA y que viven de un sueldo obtenido gracias a los ESPAÑOLES, desprecien al JEFE DEL ESTADO ESPAÑOL no acudiendo al hemiciclo en el que Felipe VI estaba dirigiéndose a los diputados, RECALCO, a TODOS. Por lo menos, que actúen como el PSOE y centren su mirada en nuestro máximo representante mientras éste habla. ¡Qué menos!

El rey de España, como bien digo, es el REY DE TODOS LOS ESPAÑOLES: de los constitucionalistas que, en teoría, respetan la figura que desempeña Felipe VI y dentro de éstos, DE LOS DEL ESPECTRO DE LA IZQUIERDA Y TAMBIÉN DE LOS DE DERECHA en los que, a su vez, también podemos encontrar a los denominados como PATRIOTAS, que aman al Rey y a España por encima de todo. Pero además de ser el rey de los constitucionalistas también lo es les guste o no de los partidos nacionalistas: ya sean vascos, catalanes o gallegos y dentro de este segmento, también lo es de los partidos rupturistas, de aquellos que atentan contra la unidad de España que, por cierto, estos últimos, mucho critican la figura del Rey y a España en general, pero bien que ‘chupan’ del bote de nuestro país. Queréis la independencia, pero de igual modo pretendéis sacar beneficios económicos a costa de nuestro país. Muy congruente vuestro discurso, sí señor.

Me parece completamente respetable que cada integrante de una formación política tenga su forma de pensar pero, cuando están en un lugar llamado el Congreso de los Diputados, ubicado en Madrid, ESPAÑA, lo que no tienen que hacer es despreciar a nuestro Rey ni a la figura que representa ni tampoco a nuestra bandera porque si a cualquiera de los dos símbolos los desprecian, lo están haciendo a todos los españoles y eso bajo ningún concepto debemos de consentirlo.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Es EL JEFE DEL ESTADO, y por lo tanto máximo representante de l SOBERANÍA NACIONAL DE ESPAÑA, y por lo tanto merece el respeto de todos nosotros, incluidos los republicanos.

Comments are closed.