SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Como ya se sabe, Milán es una de las zonas más afectadas de Italia por el brote de coronavirus. Pero esto afecta a España por un asunto conocido por todos, guste o no guste el fútbol. El pasado 19 de febrero se disputaba en Milán el partido de ida de Champions de la eliminatoria que enfrenta al Atalanta y al Valencia. Con motivo de ese partido se desplazaron hasta Italia unos 2.300 aficionados del Valencia y alguno de ellos volvió con fiebre.

Pero siendo ese el problema, no es el problema más grave. El problema llega cuando se le pregunta a la subdirectora de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana sobre las medidas que se han tomado por este asunto y contesta que desconocía ese dato. Cuando los periodistas insisten en preguntarle cómo es posible que desconociera algo que conoce todo el mundo en Valencia, llega lo mejor. Contesta que como no le gusta el fútbol no lo sabía y que eso no es algo que tenga que saber todo el mundo, así sin despeinarse y sin cortarse un pelo.

De lo que sí estamos seguros es que esa subdirectora sí que sabe lo que tiene que cobrar a fin de mes por ocupar un puesto de responsabilidad como el que ocupa. Es alucinante con el descaro que contesta una persona que tiene unas responsabilidades como las que tiene. El habitual descaro “made in la izquierda”.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL