SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Cada vez que surge algún problema provocado por este gobierno socialista comienza el lanzamiento de bombas de humo para intentar ocultar lo que sucede y su incapacidad absoluta, no solo para intentar solucionar problemas graves, sino para no provocarlos. En estos últimos días hay un grave escándalo sobrevolando al gobierno, la reunión de Ábalos con Delcy Rodríguez, y ayer mismo sacaron el comodín de Franco para que se hablara de otra cosa.

Hace escasamente un mes surgió el gravísimo escándalo de las niñas prostituidas que se escapaban de centros de menores en Mallorca y nos comenzaron a hablar del PIN parental. Lo sucedido en Mallorca y destapado por el ‘Diario de Mallorca‘, es de una tremenda gravedad y ha sido convenientemente ocultado tanto por la prensa, como por las asociaciones feministas, así como por el propio PSOE y gobierno socialista que prefieren mirar para otro lado.

Esas niñas no tienen familias que les protejan, no tienen asociaciones que las defiendan y sí tienen asociaciones que se lucren gracias a ellas recibiendo cuantiosas subvenciones con las que se aprovechan de su desgracia diversas asociaciones y ONG. Solo tienen que ponerles algún lugar en el que dormir y, a partir de ahí, lo que hay es solo una desantención absoluta puesto que las niñas se escapan cuando quieren y sacan un dinero prostituyéndose.

Pero si la desatención que hay sobre ellas es grave, es mucho más grave lo sucedido hace tan solo unas semanas en las que se informó, también, de que tanto las asociaciones como el gobierno autonómico socialista de Baleares se estaban intercambiando correos y electrónicos y mensajes para emitir ante la prensa un comunicado común, un comunicado con el que, lo único que se buscaba, era eximirse a ellos mismos de una responsabilidad que han asumido voluntariamente y por la que se embolsan una buena cantidad de dinero público.

Y con todo esto se llega al final de todo este asunto para que todos nos demos cuenta de algo sumamente triste: en España solo se pretende hacer solidaridad cuando hay dinero público de por medio, cuando hay una subvención. Al final, todas estas desgracias de algunos se convierten en una ingente cantidad de ingreso para otros. Al final lo que prima en todo esto es el saqueo del dinero público y el intento descarado de unos pocos por vivir de la desgracia ajena.

 

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL