izquierda

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Hace unos días leía por casualidad y después de haberme acordado de su lectura, me he puesto a mirar en internet lo que por una eventualidad me tenía sobresaltado, una noticia de Burbuja en su foro de economía-bolsa manía que, una concejala de Podemos decía lo siguiente: “Desde pequeñas nos enseñan que tenemos un negocio entre las piernas” esta señora o señorita u lo que sea se llama Sonia Vivas y es concejala en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca con Podemos, concejalía  que exhibe y hace alarde  de  Justicia Social, Feminismo y LGTBI. Esto lo ha manifestado y asegurado en una comparecencia ante los medios en la sede de su Consistorio.

Esta concejala no se muerde la boca a la hora de soltar inexistentes y falsas realidades donde también dice que, así se educa a las mujeres desde su niñez: «Y esto, que suena tan mal, es la realidad que nos enseñan desde pequeñas. Que siempre tenemos esa salida y que siempre eso está sobre la mesa y se puede utilizar para ganar dinero». Pero no conforme con todo esto `proclama que “si se quedan en situación de paro o no tienen trabajo, abrir un negocio porque tienen un negocio entre las piernas”.

Hoy día, no nos asustamos ya de nada, al menos yo, pero el respeto a los demás desde mi más tierna edad, tanto mis padres, abuelos y profesores que tuve a lo largo de mi vida de estudiante sí que me lo enseñaron, además del respeto una sumisión integra a unos cánones establecidos con unas reglas de moral y decoro hacía los demás. No por imposiciones y consejos arbitrarios y absurdos que viene de mentes complicadas. Llenas de grosería y de una indecencia supina. Pero viendo de donde viene esta señora, señorita u lo que sea esta concejala, con todo ello, me deja boquiabierto de la incitación verbal que les dio a los medios de comunicación en Palma de Mallorca.

Hemos llegado a un extremo casi interminable, que llega rosando a lo inaguantable y fuera de tono de estas feminazis. Con ello solamente digo que no hay que poner la otra mejilla, estamos hartos de tanta abominación, rencor y desvergüenza a unos principios cristianos y decorosos. Yo al menos estoy harto de enseñar la otra mejilla. “Por mi clítoris, por mi clítoris, por mi gran clítoris”. Así es la irrespetuosa adaptación de la oración católica que una marca de ropa afín a Podemos ha usado para decorar sus camisetas. El diseño incluye también la imagen de una mujer con un hábito abierto y un colgante con una cruz. ¿Tendrían estos falsos y valerosos e hipócritas dividuos    el valor de hacer estos insultos a la religión musulmana? Seguro que no. estarían escondidos bajo sus caparazones imbuidos en sus babas como si fuesen caracoles.

La feminización ha llegado a extremos que nunca hubiéramos pensado que estuvieran a nuestro lado. El negocio de esta señora, señorita u lo que sea lo estamos viendo por lo que ha salido de su boca. Si es fácil el trabajo insinuado por la boca de esta persona para las mujeres, ha buscado un trabajo fácil para su salida hacía esa feminización que le atribuye.  Ha engañado a individuas diciendo que el camino de la prostitución es muy fácil, pues no señora señorita u lo que sea.  No es la vida es la moral la que separa a la gente, es la maldad, la hipocresía la traición, el egoísmo y la falta de respeto. Estos cinco adjetivos calificativos se los voy a enumerar en uno solo. ¡márchese a la mierda. El título de este escrito: hasta donde nos llevará la izquierda. Ya nos ha llegado. Pues váyanse a la mierda, habéis llegado a ella por méritos propios, cuyos derechos tenéis el copyright de cuantos tuvieran el remake  de los adjetivos antes señalados.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL