Alberto Royuela

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

En las dos primeras entregas de esta entrevista nos contaba todos los pormenores del ‘Expediente Royuela’, Santiago Royuela. Santiago es uno de los hijos de Alberto Royuela y hermano del asesinado Javier Royuela, asesinato que provocó el inicio de todas estas investigaciones.

Alberto es un hombre tranquilo que, a pesar de la edad, conserva una cabeza muy bien amueblada y una gran memoria. El es quien compró toda la documentación en la que ahora se basan para realizar todas sus acusaciones públicas y quien empezó a revisar todos los documentos para entender la increíble información que contenían.

Alberto había sido consejero local del Movimiento en tiempos de Franco, también había pertenecido a la guardia de Franco e incluso perteneció a los servicios de inteligencia. Todo eso nos da a entender que sabe cómo manejar este tipo de asuntos y le hace tener importantes contactos que le ayudaron en sus investigaciones, investigaciones que han durado más de 25 años.

Alberto, se habla mucho de sus relaciones políticas, de sus simpatías políticas y de su posición personal durante la época de Franco. Háblenos un poco de todo esto para poner a los lectores en antecedentes.

Yo vengo del mundo de la electricidad, llevaba los servicios eléctricos de toda Cataluña y también había pertenecido a la guardia de Franco, la guardia de Franco de Falange. Yo pertenecí a los servicios secretos aquí en Cataluña. Nosotros nos ocupábamos de la gente corrupta del Movimiento, es decir, la gente que se aprovechaba de pertenecer al Movimiento para enriquecerse. Procurábamos buscar de ellos toda la información para que se tomaran las medidas correspondientes. Fui Consejero de Cataluña desde el año 1973 al año 1977.

Además tengo que hacer una salvedad, yo tengo dos hermanos que se los llevaron con seis y siete años a Rusia, durante la guerra civil, y uno de ellos tuvo unas relaciones muy importantes dentro del ejército soviético, le cuento esto para que después entienda la segunda parte. Conocí a mis hermanos cuando tenía 25 años, vinieron de Rusia y se afiliaron al PSUC, a mi eso me da igual. Nunca me he peleado con nadie por sus ideas políticas porque yo soy falangista y un falangista no cree ni en derechas ni en izquierdas porque son inventos. Yo no creo en partidos políticos. Nadie ha nacido siendo hijo de un partido político. Lo que si has nacido es siendo hijo de una región, de una patria, de una fe y de una familia y esos son mis principios fundamentales, como los de cualquier otro falangista.

Volviendo al tema de mi negocio. Como le he dicho yo llevé todos los servicios eléctricos de toda Cataluña. Para que se haga una idea puse, por ejemplo, la parte eléctrica de las Fuentes de Montjuic en marcha. La empresa FECSA tenía contratadas a 4 empresas en toda Cataluña para realizar trabajos importantes y una de ellas era la mía, en mi empresa trabajaban 180 personas. Nací sin tener nada porque yo me críe sin padre y sin madre, mi madre se murió cuando yo tenía 4 años y mi padre cuando tenía 5, me tuve que hacer a mi mismo.

Y surgieron los problemas, ¿no?

Sí, a partir del año 1982, casi recién entrada la democracia, empezaron a suceder cosas raras con mi negocio. En esa época, y de repènte, hasta los personajes más insospechados se volvieron demócratas, hasta los más franquistas y los más comunistas de repente se volvieron antifranquistas y los más demócratas del mundo, demócratas “de toda la vida.”

Bueno, volviendo a lo que le estaba explicando, a partir del año 82 la persona que se ocupaba de darme los trabajos en FECSA me empezó a dar trabajos cada vez peores, trabajos en los que casi llegaba incluso al extremo de perder dinero. Y esto llegó hasta un punto en el que tuve que romper con FECSA y dejar de trabajar con ellos. Indemnicé a todos mis trabajadores y cerré la empresa eléctrica.

Como en su momento había participado en alguna subasta para comprar material eléctrico, decidí dedicarme al mundo de las subastas a partir de entonces. Ahí es cuando empieza el calvario.

¿Por qué? ¿Qué sucedió?

Ese momento coincide con la llegada de Carlos Jiménez Villarejo y José María Mena Álvarez a la Fiscalía de Barcelona. Yo me dedicaba a comprar pisos en subastas, subastas que, como usted sabe, las concedía un juez. Yo no podía decirle a un juez que me diera algo más barato porque era un delito, me podían haber encarcelado por ello.

En ese momento empiezan a hablar en los periódicos de los subasteros, calificándonos en esas informaciones como una mafia. Y como yo era uno de los que más subastas compraban junto a mis seis hijos, porque tengo seis hijos, todo el mundo hablaba de mi cuando se refería a los subasteros.

Sobre el año 92 empiezo a notar que me sonaban mal los teléfonos y, como yo entiendo un poco de teléfonos, pongo todos los teléfonos en serio y me doy cuenta de que todos mis teléfonos estaban “pinchados”. A pesar de que era consciente de que me estaban escuchando me daba igual porque yo solo me dedicaba a mi negocio, ya no me dedicaba a nada relacionado con la política.

A todo esto, un día mi hijo Javier habla conmigo y me cuenta que hay un guardia civil que vende droga a todos los componentes de el Español, yo soy del Español. Y me cuenta, además, que ese hombre le había dicho que si le daba información de los del Español él le daría a él “chocolate”. Yo hablé seriamente con él y le dije que se olvidara del “chocolate” y de tener tratos con un policía corrupto porque un policía corrupto era peor que un delincuente.

Hasta que encontraron a su hijo Javier muerto…

Sí. Estando un día en una finca que tengo en Corbera, donde tengo un pequeño huerto al que subía de vez en cuando, me llama uno de mis hijos por teléfono y me dice que ha aparecido mi hijo Javier “muerto en la calle San Pablo, enfrente de la guardia Civil”. Vuelvo a Barcelona a toda velocidad y cuando llegué ya habían levantado el cadáver.

Me desplazo a la comisaría de Policía en Las Ramblas, por aquel entonces estaba allí, y entonces es cuando me encuentro con que en el atestado policial de la muerte de mi hijo se decía “varón sin identificar, al parecer de raza árabe”, atestado que pretendían que yo firmara cuando la Policía Municipal les había entregado el carnet de identidad de mi hijo puesto que mi hijo lo llevaba encima. No entendía que dijeran que se dijera que no habían identificado a mi hijo.

Y no solo eso, incluso cuando me desplazo al juzgado que llevaba el asunto de la muerte de mi hijo me encuentro con que a mi hijo se le seguía considerando como una persona sin identificar y de “raza árabe”, eso ya me pareció de locos.

Perder a un hijo tiene que ser durísimo

Yo me quedé absolutamente traumatizado. Enterramos Javier y yo estuve yendo todas las semanas durante tres años al cementerio a “hablar con mi hijo”, me sentaba en una silla delante de su tumba y allí me quedaba un buen rato.

Hasta que un día me encuentro una pintada en su tumba y en varios lugares del cementerio que decía: “Un Royuela menos”. eso fue algo que me dejó completamente descolocado, no entendía el motivo de esas pintadas y no hacía más que preguntarme: “¿Qué está pasando aquí?” Yo tenía una tristeza enorme, estaba muy deprimido por la muerte de mi hijo.

Pero aunque suene duro decirlo, la vida continúa…

Cierto, yo intenté rehacerme volviendo a mi trabajo. Pero a partir de ahí me encuentro con más sorpresas en las subastas en las que compraba algo: se me denunciaba siempre bajo la excusa de “alterar el precio de las cosas”. A partir de aquí se cruzan en mi vida Mena, Villarejo e incluso Margarita Robles…

Hasta aquí la tercera entrega

Entregas anteriores:

Expediente Royuela: La serie de vídeos de Youtube en la que se vierten gravísimas acusaciones contra el PSOE y el Fiscal Mena Álvarez.

Santiago y Alberto Royuela nos cuentan los pormenores del ‘Expediente Royuela’: “Así fue como conseguimos toda la documentación” (1)

Santiago y Alberto Royuela nos cuentan los pormenores del ‘Expediente Royuela’: “Vamos a volver a denunciar todo esto en el juzgado” (2)

Toda la documentación y vídeos en la web ‘Javier Royuela Samit”

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Por desgracia, en este país yo ya me creo cualquier cosa que me digan…

    Y eso es lo terrible: que hemos perdido la capacidad de “asambrarnos” ante toda clase de delitos, muchas veces cometidos desde el poder, y con la intervención de personas que deberían ser “ejemplares”.

Comments are closed.