SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La verdad es que Torra se está pegando un batacazo en los últimos tiempos que es de aquellos que hacen época. Y hoy, en el Parlamento de Cataluña se ha vuelto a pegar otra costalada de esas que se convierten en mundiales y que a nosotros tanto nos agrada ver.

Estaba preguntando el portavoz del PP, Alejandro Fernández, acerca de la valoración que hacía el gobierno de la Generalidad de la gestión que habían realizado tras el accidente del polígono químico de Tarragona. A petición propia, el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent da la palabra a Quim Torra puesto que quería ser él quien contestara a la pregunta.

Sorprendentemente, Torra, en lugar de contestar le dice a Fernández que supone que ahora retirará el PP la querella que había presentado contra él por usurpación de funciones ya que se dirigía a él como presidente de la Generalidad. Evidentemente, Torra se había pasado de frenada puesto que Fernández no se dirigió en ningún momento a él y así se lo aclaró en la respuesta diciendo que hacia quien se dirigía era hacía el vicepresidente, Pere Aragonés.

Eso le pasa a Torra por bocas y por pretender ir de cazador poniendo la lengua en funcionamiento sin pensar. Con esa cara de hogaza de kilo que ya tiene de por sí, tras el zasca de Fernández pasó a ser una hogaza de al menos dos kilos y medio.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL