SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Muchas veces los humanos nos hacemos unas presunciones que nos parecen buenas; otras, estos cálculos nos hacen resbalar y darnos con los hocicos en el suelo; y las demás veces, nos pueden pasar lo que le pasó a la niña del cuento de la lechera. Se quedó sin leche por el tropezón que pegó, echando la leche a rodar por la carretera y quedarse sin nada de lo que pretendía comprar con el dinero de la venta de la leche.

Muchas veces los personajes metidos a políticos nos dejan con la boca abierta, donde piensan en voz alta algunas de las extravagancias que piensan acometer. En periódicos de tirada nacional, he visto hoy lo que piensa hacer Adriana Lastra, donde dice que el Gobierno tipificará la exaltación del franquismo como delito. Diciendo a continuación: “En democracia no se homenajea a dictadores ni a tiranos”. La portavoz y vicesecretaria del Congreso del PSOE, se ha quedado tan pancha y tan fresca, como la leche que llevaba la niña en su cántaro para venderla en la plaza del pueblo.

Como yo no soy tan relajado -aunque a veces no lo parezca- me veo en la tesitura de contestar a los propósitos de esta principiante colegiala del PSOE con algunas ínfulas que yo creo que podrían ir de la mano de tipificar algunas de las manifestaciones que ha hecho sobre el régimen de Franco. Y más ahora que estamos a pocos meses de la paga extra, ahora desembolsada en junio y que antes se pagaba por disposición de Franco a los trabajadores desde el año 1947: una conocidísima paga, llamada “del 18 de Julio”.

Pido a esta señora que se quite de pagar este extra a todo tipo de trabajadores de empresas, incluyendo a las del estado. También solicito que los huertos familiares, embalses, regadíos, colonización y repoblación forestal (véanse los fines para lo que se hicieron) sean destrozados. Seguiría anulando muchas cosas más que se le atribuyen a Franco, pero hay una que la recuerdo todos los veranos una que no se me olvida y, es que, los veraneos a la Costa del Sol, eran de tres meses de veraneo, incluyendo los puentes y los viaductos en chalet o apartamentos en propiedad de los veraneantes.

Se me queda muchas acciones de los gobiernos de Franco, serían interminables describirlos, por ello me viene a la memoria una de las muchas frases que guardo en mis apuntes, es esta: “El lobo se vestía con piel de cordero y el rebaño consentía el engaño”.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL