SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El viernes 15 de febrero de 1980 la banda terrorista ETA asesinaba en Oyarzun (Guipúzcoa) al taxista IGNACIO AROCENA ARBELÁIZ. Ignacio tenía posiciones ideológicas próximas a Alianza Popular y era amigo de Fernando Rodríguez Espínola, guarda forestal de Icona, que compatibilizaba su trabajo con colaboraciones con El Diario Vasco y La Voz de España. Rodríguez Espínola había sido asesinado por ETA el 12 de noviembre de 1979, y la banda terrorista lo acusó, en el comunicado de reivindicación, de ser confidente de la Guardia Civil. Lo mismo hicieron con Ignacio Arocena.

El cadáver de Ignacio fue hallado a primera hora de la mañana del sábado 16 de febrero, después de haber desaparecido de su domicilio a las siete de la tarde del viernes.

Como otras veces haría ETA con profesionales del taxi, el método utilizado para asesinarlo fue solicitar sus servicios. En torno a las 18:00 horas alguien pidió un taxi con la excusa de que su automóvil estaba averiado en un paraje conocido como Castillo del Inglés. Ignacio aceptó llevar al cliente hasta esa zona, pero el cliente lo obligó a desviarse por un camino vecinal donde le asesinaría. Fueron los propios familiares los que, alarmados al comprobar que la víctima no regresaba, avisaron de madrugada a la Guardia Civil. El taxi fue localizado a primera hora de la mañana con Ignacio muerto en su interior. Tenía dos impactos de bala en la cabeza.

En el comunicado que reivindicaba la muerte de Ignacio Arocena Arbeláiz, los terroristas hablan por primera vez de sus condiciones para un alto el fuego: la aceptación de las exigencias contenidas en su “alternativa KAS” (la independencia del País Vasco, la retirada de la región de las fuerzas policiales y la excarcelación de los presos de la banda). En el mismo comunicado la banda asesina justificaba su acción acusando a Ignacio de ser un confidente y chivato de las Fuerzas de Orden Público.

Por el asesinato de Ignacio fueron condenados, en 1988, dos miembros del grupo Arizta de ETA: José Javier Arnaiz Echevarría y Pedro Aira Alonso.

Ignacio Arocena Arbeláiz, de 43 años, había nacido en Oyarzun. Estaba casado y tenía tres hijos. Compatibilizaba su trabajo como taxista con la gestión del Bar Toki Alai en Oyarzun. Años antes fue concejal del Ayuntamiento en su localidad natal.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL