La película Onward de Disney-Pixar alberga por primera vez entre sus personajes de una película infantil de dibujos animados uno abiertamente LGTBI. Se trata de la oficial Specter, una policía de Cyclops que en una parte del guión asegura «la hija de mi novia me hizo arrancarme el pelo».

La persona encargada de darle voz a este personaje en la versión original en inglés es la actriz y activista LGTBI Lena Waithe.

Se trata de un intento más de adoctrinamiento en la ideología de género por parte de Disney, que ya incluyó en su serie infantil de dibujos animados Star Wars Resistance una pareja homosexual e insinuó lo mismo en el ‘Episodio VIII: Los últimos Jedi’, estrenada en 2017 en España, conun comentario de un personaje al que le parece «limitante» que la Princesa Leia se vea atraído por humanos masculinos.

Desde hace unos años, Disney se ha caracterizado por tomar un rumbo en sus producciones absolutamente alejado de las primeras, que encandilaron a todo el planeta por ser aptas para todos los públicos y no pretender otra cosa que entretener. No en vano, es la propia Disney la que ha renegado de estos orígenes, al incluir en la distribución de sus clásicos una advertencia sobre la inclusión de «descripciones sociales anticuadas».

No se conforma con eso. También ha incluido desfiles LGTBI en sus parques temáticos en Francia y Estados Unidos, inducido a la homosexualidad en series infantiles como Andi Mak o incluyendo una suerte de «princesa travesti» en la serie infantil animada ‘Star contra las fuerzas del mal’. De forma parecida se ha conducido al promocionar la equiparación del matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo en series como ‘McStuffins’.

Sólo la presión internacional ha evitado que Disney convirtiera a la princesa Elsa de su súperéxito Frozen en una princesa lesbiana.

En 2017, un vídeo realizado con cámara oculta desveló cómo el lobby LGTBI se ha infiltrado en Disney desde hace años. Casi la mitad de la plantilla (unos 150.000 empleados) eran homosexuales en 1998 -exactamente un 40%- , según ha revelado quien entonces era director de Disney, Michel Eisner.

Disney lleva años desarrollando una estrategia favorable a la propagación de la ideología de género a través de todas sus divisiones de negocio, desde las películas a las series infantiles hasta los parques temáticos hasta el punto de renegar de los clásicos de la casa de entrenimiento infantil.

«En contra de su espíritu fundacional»

La plataforma CitizenGo presentó recientemente más de medio millón de firmas recopiladas a través de una campaña global en la sede central de la compañía, que aún sigue abierta para nuevas adesiones, titulada Disney: #StopAdoctrinamientoLGTBI en la que se recrimina a los responsables de Disney esta deriva: «Matar la inocencia de unos niños que buscan la magia es exactamente lo CONTRARIO de su espíritu fundacional».

 

Artículo publicado por Actuall

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

Comments are closed.