anónimos

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Mi incapacidad para soportar la manipulación tan obscena que hoy se produce en toda la televisión que se hace en España, además de no poder soportar las maneras que en general faltan el respeto a los telespectadores -reconozco que en general, estos no se dan cuenta- dan lugar a que le dedique algo de atención a las redes sociales, especialmente a Twiter. Esta red, aunque tiene importantes filtros para que lo que “no interese” no llegue al público general y no es de ahora, es mi ventana con el exterior. A través de la misma, sigo a mis referentes, ya en política, ya en economía.

Con el título de este escrito, quiero dejar claro que el anonimato y la cobardía, en general, van cogidos de la mano. Muchas veces, la mayoría, este tipo de individuos, se ocultan de esta manera por saber que lo que expresan o califican, es del todo mentira. Abusando de la falta de capacidad para pensar por sí mismo que hoy padece gran parte de nuestra sociedad y en muchos casos, cegados por nobles ideales.

Es muy habitual, hoy en las redes, que los trepas tan abundantes hoy en los partidos políticos, hagan perfiles falsos para desarrollar la estrategia descrita con anterioridad. Se auto-denominan con palabras muy estruendosas tales como “reconquista”, “resistencia” y de otras viejas virtudes, hoy en deshuso. Nada más falso y alejado de la verdad. Una vez que entras en el perfil, ves que no tienen nada original, solo retwitean frases y actividades de otros a los que le hacen la pelota, en la búsqueda de un futuro carguillo. La cobardía, el anonimato y la mentira, son características fundamentales de estos trepas y que muchas veces llegan a tener éxito. Dedican todas sus capacidades para acabar con el que le precede en el partido o con el que le pudiera hacer sombra  y así cada día de la semana. El éxito de estos individuos, dan lugar a lo que hoy tenemos en los partidos políticos. En general, los mejores trepas los controlan, aunque no los lideran.

Puedo entender que se puedan hacer comentarios sobre textos escritos publicados y en los que se quiera guardar el anonimato. Pero podría entenderlo cuando se hagan sobre lo publicado. Se puede estar más o menos de acuerdo o incluso te puede resultar gracioso, pobre e incluso cargado de ignorancia. Pero incluso dándose esa circunstancia, ninguna persona con un mínimo de educación, honestidad, dignidad o vergüenza, haría comentario alguno descalificando al autor por otros motivos.

Lo más curioso de todo esto, es que esos cobardes anónimos se la dan luego de demócratas, de benefactores sociales, precisamente los que jamás han hecho nada por nadie, los que siempre han vivido de los demás y que solo utilizan la descalificación personal para rebatir las ideas que no comparten. Pero, lo verdaderamente triste, es que tenga que hacer este escrito y no lo pueda dirigir…a nadie, porque estos anónimos cobardes son “nadie”. Termino recordándoles a esos anónimos cobardes que “nunca se ha escrito nada de ningún cobarde”.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

También te puede interesar...


Artículo anteriorGalería de Listos Contemporáneos, 4
Artículo siguienteEl Rey reafirma los valores constitucionales en su discurso de apertura
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los arboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro(este lo tengo escrito aunque no publicado) me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mi rededor, muy especialmente la falta de justicia en su mas alto concepto. Cuando no lo hago se me aparece mi padre y me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde" como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y ademas me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. Mi blog personal es Incorrectamente Politico, encabezado por una foto de George Orwell y su mas famosa frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones publicas.