Anabel Alonso en el programa "Me Resbala"

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lo de Anabel Alonso no es ni medio normal. Y no nos referimos con esto a su posicionamiento político, cada uno puede tener el que quiera, como no podría ser de otra forma. Nos referimos a sus insultos siempre carentes de sentido y que demuestran que hay algo que no funciona bien en eso que tiene entre oreja y oreja.

Porque una cosa es la opinión política o una posición ideológica determinada y otra muy distinta es que de repente y sin venir a cuento suelte una patochada como esta: “Es una pena, pero muchos utilizan la bandera como salvoconducto para ser GILIPOLLAS“.

Es cada vez más evidente que en este país, cualquiera que milite en el pensamiento “progre” y de izquierdas parece poder insultar y decir lo que quiera. Anabel Alonso se está convirtiendo en toda una experta insultando sin venir a cuento en demasiadas ocasiones.

Si el insulto es poco entendible en ningún debate político, es mucho menos entendible todavía cuando nos encontramos con un tuit en el que no se contesta a nadie y simplemente se insulta como para provocar.

Con frases como estas, Alonso demuestra estar un tanto ida y ser una extremista de tomo y lomo. Lo curioso es que después, cuando la gente contesta a ese tuit, ella es la primera que va de ofendida por la vida insultando de nuevo e intentando plantear una persecución hacia quien la conteste mostrando la respuesta en su perfil para plantear un acoso por parte de sus seguidores más alienados.

Si el objetivo es conseguir algún puesto en la televisión pública parece que lo tiene bastante fácil porque cada vez está más claro que un perfil como el de Alonso es el único que interesa en televisiones como TVE.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL