al pan

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Cuando terminan las elecciones sea como fuere el resultado, todos los partidos se buscan tretas para disimular y enturbiar a sus votantes vociferando a los cuatro vientos de esta España dormida y anestesiada que han ganado. Todos han ganado, claro está, según se cotejan los resultados de esos votos que, con astucia muy engañosa, todos los partidos toman por tontos con tanto escarceo y argucias para bobos. Este PP, el de ahora, son como los gusanos de seda, se meten en su caparazón y, a verlas venir. Sus varones, todos los partidos tiene sus varones, pero mira por donde muy pocos de estos claudican por si mismos, nadie los ha echan siguen In saecula saeculorum e incluso posiblemente habrá algunos y si no tienen una buena poltrona siguen dando sablazos a sus votantes.

Este partido el PP, el día a día, va perdiendo su identidad, una cosa es que hay que ir con los tiempos, y otra es el acomodo que lleva tiempo calumniándose plácidamente en sus tronos, donde las siestas les están saliendo caras. Este partido, no se sabe el porque desea ir con Ciudadanos en las elecciones autonómicas en la región vasca, donde su presidente en esa autonomía rehúye su coalición. Cosa que mucha gente no adivina los entresijos de esta alianza con el partido de ciudadanos, el cual, va perdiendo apoyos a lo largo de su singladura.

He estado hace unos días invitado a una tertulia de oyente y en ella se ha hablado de esta posibilidad de coalición que antes mencionaba, en ella, en su mayoría, se comentaba del engaño de Pablo Casado de querer darle la mano a Ciudadanos, también se habló de la corporación de Cataluña. Pero, hete aquí que, he recibido ahora mismo, un whatsapp, donde se dice por voz de EM que: Génova se impone al PP Vasco y cierra su pacto con Cs: “O Alfonso Alonso lo acepta o se tendrá que ir” “PP y Cs rematan la coalición en el País Vasco a pesar de la revuelta del líder autonómico ‘popular’, que no la “comparte”.

No he querido cambiar el enunciado de este escrito, puesto que lo que estaba escribiendo venía en relación, pero vista que este pacto se ha cerrado en la región vasca, he querido dejarlo, ya que me viene a decir lo siguiente: ya lo sabe Alfonso Alonso, o traga lo hecho o se aviene a las directrices de esta Gaviota que antes de que empezara volar se le ha roto el ala derecha de manera chusca y dictatorial. No es la primera vez que pasa esto, aunque, a decir verdad, de distinta manera y contextos; las cosas en este partido se han hecho diciendo: al pan, pan, y al vino, vino. Estos dos, junto a los asesores correspondientes como diría un relamido amigo de la tertulia antes indicada se han echado los dos, tierras encima. Los charranes y las gaviotas son de la misma especie, pero de distinta morfología, aunque a decir verdad hay más especies de esta familia. A esta desafección le viene muy bien esta frase: Una cuerda que se rompe por traición puede volverse a atar, pero nunca será una entera.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL