Progreso

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Tras la investidura acontecida el 7 de enero de este nuevo año 2020, son muchas las conclusiones que saco del actual Gobierno que se nos viene encima.

La primera que aquellos políticos que hablan en favor de la clase trabajadora, son los primeros que buscan con premeditación y alevosía enriquecerse a costa de la política. Este binomio PSOE-Unidas Podemos mucho apela al discurso del pueblo, pero luego resulta que el ‘bendito gobierno progresista’, será el que más ministerios y vicepresidencias tenga dentro de la historia de todos los gobiernos que hemos tenido hasta el momento en España. ¿Acaso no hay nadie dentro de estos partidos políticos que acabe condenando todo este derroche que ha creado Sánchez teniendo en cuenta la situación económica que está atravesando nuestro país?

En segundo lugar, mucho se habla de este ‘gobierno’ en materia de igualdad, pero luego resulta que crean dentro del Ministerio de la Igualdad una Secretaría de Estado para la Igualdad en la cual acaban nombrando como responsable a otra integrante podemita, Noelia Vera. Miedo me da saber el sueldo que percibirá esta dirigente de Unidas Podemos por la creación de semejante chiringuito, porque para mí, desde luego, ese espacio es tan innecesario como surrealista pero claro, hay que contentar a todas las vacas sagradas que tienen ambos partidos políticos, porque de lo contrario, sería el principio del fin de este Gobierno de chiste, en el que todos, miran por sus intereses y ninguno lo hace en beneficio de España. El concepto de Igualdad implica una IGUALDAD REAL algo que considero que este gobierno desconoce manteniendo leyes como la LIVG que crea la desigualdad entre todos los españoles según su sexo o con los privilegios que tienen unas comunidades autónomas frente a otras. Continuando con el tema de la igualdad, este nuevo Gobierno desde ya, cuenta con dos parejas, algo inaudito en nuestro país y por el que hago la siguiente pregunta, ¿están estos mismos políticos asignados por méritos propios o quizás por el enchufe que pueda tener el cónyuge ‘más influenciable’ dentro de la pareja o quizás, por amiguismos con Sánchez o Iglesias?

En tercer lugar, para mí la definición de la palabra progreso iría implícita con situaciones positivas e ilusionantes y teniendo en cuenta que los socios del PSOE, más de uno se ha mostrado cómplice con dictaduras como las de: Venezuela o Cuba y afines a la ‘medio-democracia’ boliviana de Evo Morales… ¡qué Dios nos pille confesados!  y a este hecho, si le sumamos la ambición del actual presidente del Gobierno y todas las contradicciones que ha realizado en sus discursos, habrá que pedir al de arriba que nos traiga camiones de tila porque con esta ejecutiva que viene a mandar si hay algo que tengo claro es que los españoles vamos a sudar, pero bien, a costa de las decisiones y la ambición de muchos de estos que se hacen llamar progresistas.

En definitiva, si algo tengo claro con el Gobierno del binomio PSOE-Unidas Podemos es que ni estos, ni sus teloneros en la investidura, los nacionalistas/independentistas vascos y catalanes van a mirar exclusivamente por los intereses de España. Como bien diría el tuitero Mr. Bugman, “progresista es a progreso lo que carterista es a cartera”.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA