Ceuta

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

En agosto pasado un total de 155 migrantes entran en Ceuta cruzando la doble valla en una incursión en grupo. Una nueva entrada para inmigrantes africanos ha descubierto la entrada al paraíso español. A pesar de toda la vigilancia en aquellos días de agosto, cuando la calima se acentúa más, y a pesar de la vigilancia y las cámaras de calor para detectar y a pesar de extensa niebla y la espera de cinco meses preparando el asalto a la valla, eligieron una nueva entrada a Ceuta en agosto del año pasado, por una pedanía enclaustrada en plena zona atlántica, cerca de la región marroquí, barrio de pescadores.

Desde agosto del año pasado por este paso de Benzú, pedanía de Ceuta y enclave por ahora, el menos vigilado, no por la ausencia de la GC, sino por el fácil acceso a la ciudad costera de Ceuta. Desde aquellos días, no se había dado otro asalto, llegando a la península 115 emigrantes procedentes de África. En este asalto a las vallas, hubo muchos que no podían andar, llevados todos en furgonetas. Pero hete aquí que, hace unos días cientos de subsaharianos intentaron asaltar la valla por la pedanía de Benzú, paradisiaco y atractivo lugar. Viendo las escazas fotografías, uno que es cristiano, le da pena y sufrimiento de verlas, pero hay veces que hay que mirar para adentro, para tu casa, y ver la amargura que tiene el pueblo de Ceuta y sus alrededores. En una palabra, el pueblo llano, bondadoso en exceso y del silencio que hay en todo este tinglado de la emigración. Las alarmas han vuelto a sonar en todos los espigones de la ciudad caballa, donde se concentraron unos 300 emigrantes a la espera para conseguir la meta. Según cuenta el Faro de Ceuta, la GC. dispuso a todas sus unidades de servicio en los vallados, esta guaria civil ha impedido conteniendo a la fuerza a las cerca de 300 emigrantes que, en avalancha querían conseguir el paraíso español.

De verdad que no comprendo estas escenas dramáticas, todos hacinados, sentados y con las ropas quitadas, pasado un frio desolador en esa mañana fría del día 18 de este mes de enero donde fracasaron su entrada gracias a la GC. la sufrida y abnegada Guardia Civil.   En el lado del país vecino es donde se han vivido las escenas más dramáticas. Los jóvenes protagonistas de esta carrera a la desesperada quedaban concentrados al lado del puesto de Beliones, rodeados de los agentes que vigilaban cualquier movimiento. Todos hacinados esperaban sentados. Muchos ya sin sus ropas, que las habían arrojado al suelo mientras confiaban en que su carrera resultara exitosa. El frío, de madrugada, marcaba a estas personas, fracasadas en su odisea de cruzar a Ceuta. Delante a solo unos metros tenían el vallado, el punto que habían elegido para, unidos, conseguir una meta imposible.

Hay noticias que a uno le da un escalofrió, aún viendo que sea mentira, media verdad o una verdad auténtica, uno que se cree todo y, esto mucho más, tratándose de inmigraciones africanas y en su caso nigerianas, noticias y reseñas exasperantes y de una dureza que no tendría parangón con otras de parecidas dimensiones. Donde aún no ha sido, corregido o rectificado dándole alas con sus silencios prologados a muchos comentarios escritos y de conocimiento popular. “La verdad es como el sol, puede ocultarse, pero seguirá ahí”.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL