parada de los monstruos

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Hay una obra maestra del cine, “Freaks” (Tod Browning. 1932), titulada en España “La parada de los monstruos”. Es una terrible fábula sobre la anormalidad enfrentada a la normalidad. Se trata de un circo ambulante de seres deformes que el film de Browning nos descubre con sus sentimientos y emociones humanas, ocultas bajo un aspecto horripilante.

A diferencia de la película de 1932, el Gobierno de Pedro Sánchez es un circo mucho más monstruoso porque está compuesto de seres sin alma, larvas de aspecto humano que afloran a la superficie social cuando fallan todos los resortes morales y tradicionales que ordenan la vida civilizada. Todas las fuerzas del mal tienen representación en esta Parada de los Monstruos de Pedro Sánchez; un circo de monstruos arribistas y mediocres, sedientos de saña vengativa y rencor sectario, furia encendida de odios, morralla infrahumana manchada de crímenes.

La Parada de los Monstruos que es el Gobierno del hastial y traidor Pedro Sánchez, pretende hacerse pasar por ser lo más luminoso y avanzado del progreso cuando en realidad es la involución total, la imposición del marxismo que somete a los hombres a la oscuridad de los tiempos bárbaros, anulando su personalidad, destruyendo su libertad, controlando su pensamiento y su vida, convirtiéndolo en una especie de animal dócil. Cada declaración, cada frase, cada medida, cada acto de esta Parada de Monstruos instalados en el poder, lleva a España a su destrucción absoluta y a su desaparición total.

Lo más increíble es que se está cumpliendo lo sucedido en la llamada Primavera Trágica de 1936, tras el gigantesco fraude del Frente Popular en las elecciones de febrero. Y España no aprende de su pasado, caminando al suicidio con una estúpida indiferencia y una ceguera incomprensible. Las tinieblas del marxismo se van apoderando de nuestros cuerpos, de nuestras almas, paralizándolas al sumirlas en un letargo total.

El gran patriota y mártir José Calvo Sotelo, calificaba así la actuación del Gobierno del Frente Popular, en la sesión de las Cortes del 19 de mayo de 1936, dos meses antes de su asesinato por la “motorizada” del socialista Indalecio Prieto: “En el orden económico, depauperación; en el orden espiritual, odio; en el orden político, esterilidad; en el orden nacional, disgregación”. Igual que sucede hoy. ¡Despierta, España!

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL