SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Cristina Cifuentes fue la invitada estrella del programa ‘Sálvame Deluxe´en el día de ayer. Esa era una entrevista especialmente interesante puesto que desde su dimisión han sido muy pocas las apariciones públicas de la que fue, hasta entonces, presidenta de la Comunidad de Madrid y una de las más importantes figuras políticas del PP hasta aquel momento.

Cifuentes hizo un repaso de su vida actual y de sus sensaciones tras la injusta cacería mediática y pública a la que se vio sometida por parte de medios como el dirigido por Ignacio Escolar o el propio PSOE. Baste recordar que a Cifuentes no le quedó más remedio que dimitir tras la aparición de la noticia del famoso master o el vídeo de las cremas de Eroski, en un país en el que tenemos un presidente con una tesis doctoral falsa o en el que el partido que está actualmente en el gobierno ha protagonizado el caso de corrupción política más importante de la historia de España y de Europa.

Aunque se le pidieron los nombres que encabezaron la cacería, Cifuentes se negó a darlos alegando que era gente bastante peligrosa y que no merecía la pena. Una de las frases que más llamaron la atención fue cuando indicó el presupuesto que maneja la Comunidad de Madrid, 60.000 millones de euros, y que muchas de sus decisiones habrían hecho un gran daño económico a mucha gente.

Pero el punto absurdo de una entrevista que estaba resultando interesante lo puso Jorge Javier Vázquez con sus filias y sus fobias. Estaba tan empeñado en que Cifuentes le “alegrara la oreja” que llegó hasta un punto ridículo e infantil para intentar conseguir que Cifuentes alabara a Manuela Carmena y atacara a Rocío Monasterio.

“¿Votarías a Manuela Carmena?” “¿Contratarías a Rocío Monasterio para realizar un trabajo de arquitectura?” Y todo ello porque Cifuentes dijo que Carmena la caía bien. En el caso de Carmena, Cifuentes, se fue por los “Cerros de Úbeda” para no contestar un “no” sin más. Y en el caso de Monasterio, simplemente dijo que tenía mucha gente en la familia que se dedicaban a la arquitectura empezando por su propio marido.

Lo de Jorge Javier Vázquez cada día es más ridículo. Puede que en su “cabecita loca” piense que ese tipo de preguntas son de gran periodista pero no se da cuenta que se le nota a la legua que son para que él mismo se quede a gusto. Cada día más patán, cada día más simple y más mendrugo este presentador de pacotilla.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


 

4 Comentarios

  1. Por cierto: Cifuentes no engañó nunca a la gente con dos dedos de frente. Fue el enano infiltrado de la siniestra en el PP. Y ahora está- en telecinco- en su estado natural, al que siempre perteneció. Tan corta de luces, que le montan “ese accidente” (con piloto de una moto, ambos “fantasmas” y ella – que entonces tenía todo poder para tirar del hilo hasta el ovillo y se queda petrificada…….
    Los mismos que te denostaron hasta el deliriro- la siniestra- cuando “te cayeron dentro de tu bolso cremas baratas, por cierto con silicona y bastante malas”, a esos mismos vas tu a su casa a lamerles el trasero. No creo que haya alguien con menos dignidad.
    El PP siempre fue un fraude. Porque ocupa un lugar en el ámbito político que no le corresponde: la derecha; de la que -además- se avergüenza. Recuerden a Rajoy cuando le preguntaron y dijo que el PP era de “centro”. De centro comercial de todo a cién le faltó decir.
    Esta tipa, tenía todo preparado para entrar en La selva o como se llame el programa ese. Y como se filtró ….!No las quiero comer, no están maduras!” Dice que se ha echado para atrás porque hubo dos comentarios en las redes que decían !Cuidado con las cremas! y !Cuidado con los cocos! Y le pareció de tan poco nivel, que desistió.
    Jeeeeeeeeee. De tan poco nivel dice pobre diablilla……

  2. Y si la gente tuviera dignidad, no vería programa alguno que presentara o en el que participara Arturito Valls. El infame que fue quien denostó a la Sra. Monasterio. El infame que trampeó comprando un local comercial, calificado como tal, lo hizo reformar por el estudio de la Sra Monasterio, sin pagar los impuestos a Hacienda. ¿Seguimos?
    La señora Monasterio es una excelente arquitecto. Cualquiera, exactamente igual que el estudio del famoso Bofill, que JAMAS FUE ARQUITECTO, puede tener un estudio de arquitectura, siempre que tenga un arquitecto proyectista y director de obra colegiado.
    Así que la trampa que le quiso trazar el tal Arturito Valls, le ha salido como el boomerang.
    !No vean Uds. ningún programa o pelicula en la que salga Arturo Valls!
    Asi les contesta a los delincuentes que estafan a Hacienda.

Comments are closed.