SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Tras la salida de Zapatero del gobierno, la única suerte que tuvimos los españoles fue la desaparición absoluta de este personaje siniestro que dejó España en una situación terrible, hecho que provocó que se escondiera y que no volviera a abrir la boca durante una buena temporada.

Pero uno o dos años más tarde, Zapatero reaparecía totalmente “on fire” en plan “gurú político”, como si tuviera la necesidad de darnos algunas lecciones de vida política a todos los españoles. Y como sucede habitualmente con los tontos, Zapatero se vino arriba y con la ayuda de Rajoy se convirtió en una especie de embajador de España para los países sudamericanos sometidos a dictaduras comunistas.

Entonces, el de la ceja aterrizó en Venezuela. Y lejos de pedir al gobierno venezolano que cejara en su represión a los ciudadanos, el inútil expresidente se puso, sorprendentemente, del lado del sátrapa Maduro e hizo de representante internacional del régimen; suponemos que no lo haría gratis.

Y como ya sabemos que cuando un tonto coge la linde, el tonto sigue aunque la linde se acabe, tras la negativa de Pedro Sánchez a recibir a Juan Guaidó en España, Zapatero se puso del lado de Sánchez y, cómo no, del lado de su querido Maduro. Pedro es que, además, para justificar su postura explicó que había viajado 38 veces a Venezuela como si ese fuera un motivo suficiente que justificara su explicación sobre el asunto venezolano, la explicación no pudo ser más simple.

Y así se lo hizo saber Jaime Bayly desde su programa televisivo: “Un tonto que viaja mucho no deja de ser tonto“. Toda la razón, Bayly. Este es tonto desde que se levanta hasta que se acuesta y por las noches también sueña con tonterías.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


1 Comentario

  1. Además de tonto es manipulador, imbécil y masón.
    Claro que él pertenece A LA RAMA TONTA DE LA MASONERÍA…

Comments are closed.