SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lo de la izquierda es sumamente curioso e indignante, mientras se ponen de los nervios ante cualquier comentario sobre una mujer que sea de izquierdas se dedican, por otro lado, a faltar al respeto a cualquier mujer que sea de derechas y no pasa nada. Ni se inundan las redes sociales de comentarios ni los periodistas de las cadenas progres se arrancan la ropa a jirones y se dedican a atacar a quien ofenda a esa mujer. Con una mujer que sea de derechas vale todo.

En el día de ayer estaba previsto que asistiera al programa de Risto Mejide en Cuatro, ‘Todo es mentira’, Iván Espinosa de los Monteros. Y estaba previsto hasta que los presentadores del programa se dedicaron a faltar al respeto a su esposa, Rocío Monasterio, haciendo sobre ella una serie de comentarios zafios y faltos de cualquier tipo de respeto diciendo, entre otras cosas, “cómo se pone las bragas“.

Ante ese tipo de comentarios y, a pesar de que Vox había anunciado la presencia de Iván Espinosa en el programa a través de las redes sociales, se decidió cancelar esa asistencia y se informó a todo el mundo de la misma forma, a través de redes.

Parece mentira pero estas cosas siguen pasando con según qué mujeres y en función a la ideología que tengan. Y todo esto demuestra algo, ese feminismo del que presumen es tan solo una fachada que ellos mismos se ocupan de tirar abajo cada vez que tienen oportunidad y sin el más mínimo rubor por su parte. Les da igual.

Y les da igual porque esa conducta no se la afea nadie por ningún sitio. Y es que, además, ese tipo de comentarios, los hagan de quien los hagan, sea hombre o mujer, son de muy mal gusto y demuestran que quien los realiza no es que ande escaso de humor, anda escaso de cerebro.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN: