SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

“Eran las tres y cuarto de la tarde del 23 de Enero de 1995, dos asesinos de ETA, descerrajaron dos tiros en la nuca de Gregorio Ordóñez Fenollar, líder del PP de Guipúzcoa, cuando se disponía a comer con varios miembros de su equipo de trabajo. Los teléfonos empezaron a sonar con esa grave noticia, tanto en San Sebastián, Bilbao y Madrid. El shock, fue el estado general en el que se sumió la sociedad donostiarra, vasca y todo el centro derecha español”.

ETA, había matado a nuestro Goyo, afirmando que “había liquidado al buque insignia del fascismo español”. Veinticinco años después, Gregorio Ordóñez, se ha convertido en “el mito de la libertad y de la resistencia al nacionalismo” y hoy se le rinde el homenaje de sus compañeros, por ser “un líder para la eternidad”.

Pero esta historia trágica, tiene un comienzo feliz y digno de ser conocido, como es el hecho de saber, como se inició en política, como era Gregorio y cuáles eran los deseos e inquietudes de un joven periodista que abrió la puerta de la política para defender la libertad, la democracia y luchar contra ETA.

Hoy en El Diestro, Jose Eugenio Azpiroz, fundador de Alianza Popular en Guipúzcoa y la persona que convenció a Gregorio Ordóñez a participar en política, siendo su mentor y su sombra, nos cuenta en ocasiones con lágrimas en los ojos, que son compartidas por quien esto escribe, al ser compañeros de batalla y amigos de nuestro Goyo, quien era, como era, porque entró en política, el político más valiente y el líder más importante del centro derecha vasco, que será querido y admirado toda la eternidad.

Jose Eugenio, tu fuiste uno de los precursores del centro derecha vasco, primero con Manuel Fraga, luego con Jose María Aznar, fundando Alianza Popular en Guipúzcoa y eres la persona que atrajo a Goyo Ordóñez a la política, ¿cómo conociste a nuestro Goyo?

Tu conoces bien las batallas que vivimos en aquel entonces, porque siempre has estado dando la cara por la libertad y por la defensa de España, con ideas positivas , sin la división y el mal ambiente actual, en pro de la ruptura de España.

Dada mi condición de abogado, conocí a un secretario de un juzgado, proveniente de Zaragoza, que me sugirió que tenía un sobrino que estaba acabando periodismo en la Universidad de Navarra y si veía posibilidades para ayudar a que ejerciera. En ese momento, un periódico que provenía de Alava, Norte Express, se instaló en San Sebastián. Yo conocía a alguna de las personas que formaban parte de su plantilla y logré que le cogieran para hacer prácticas.

Su permanencia en el periodismo, fue muy escasa, porque en aquellas conversaciones que tuve para presentarle, coincidíamos en tantos planteamientos e inquietudes, que le ofrecí entrar en nuestro partido y así empezó su andadura. Si no me equivoco, sería el año 80 o 81.Era dinámico, trabajador, inquieto y lleno de una gran valía como lo demostró en toda su trayectoria. Era irreemplazable.

Los que conocimos a Goyo, podemos decir que era alguien indefinible, porque era un absoluto torbellino, con ideas inmediatas que desarrollaba al instante tenaz e insistente.Gregorio, se metió a San Sebastián en la cabeza, Guipúzcoa en el corazón y a España en el alma. ¿Me equivoco?

Gregorio era un hombre lleno de ideas y de valores, con una concepción de lo que es España, la igualdad de los ciudadanos y lo que es la unidad, defendiéndolos a ultranza, con una incansable manera de trabajar, en la que se centraba en resolver los problemas del ciudadano, fuera del color que fuera.Su carácter, le impedía no ayudar a quien se lo solicitaba.Por otra parte, era tan torbellino, como tú sabes, que a veces, había que frenarle un poquito. No era un ideólogo pero con ideas claras.

Sin ser ideólogo, yo definiría a Goyo como un hombre políticamente incorrecto por su manera de transmitir sus claras ideas, además de un gran comunicador, sin miedo a decir lo que pensaba, porque en aquella época había miedo en el P. Vasco a hablar de política, incluso entre amigos y familiares. ¿Rompió el miedo a decir lo que se pensaba a los Vascos?

Goyo además de su claridad de ideas, tenía una enorme valentía. Me acuerdo que una vez, refiriéndose al tema de los presos, le contestó a Arzallus “lo único que hay que hablar, es sobre el color de los barrotes de la prisión”. Nadie se atrevía a decir eso al gurú de los nacionalistas, puede parecer una tontería, pero entonces, era un ejercicio de gran valentía.

En vida, su liderazgo ascendió de una manera vertiginosa por esa circunstancia, José Eugenio, muy especialmente en los pueblos de Guipúzcoa, donde era adorado.Recuerdo que en una reunión que fuimos los tres a Loyola para hacer las candidaturas de Azcoitia y Azpeitia. Apenas tardó media hora en convencerles, donde fichamos a Pilar Elías, o en Rentería o en San Sebastián, lo que dio lugar a que los medios de Madrid se fijaran en él y que hacían reportajes de un joven líder Vasco español.

Tengo una anécdota para preguntarte sobre su talante, en una ocasión yendo con periodistas madrileños, nos encontramos con Juan M. Bandrés y se intercambiaron trípticos y se saludaron cordialmente. ¿Cómo era el talante de Gregorio Ordóñez?

Esa anécdota que cuentas y hablamos de finales de los ochenta, encaja perfectamente en el carácter de Goyo, porque aunque tenía muy claro lo que quería defender, no tenía un sentimiento de odio, hacia nadie. Era su manera de expresar su capacidad convivencial, en una sociedad aislada por el terrorismo, en donde saludar a un conocido si eras de AP, suponía que miraban a otro lado, o cruzaban de acera, para no significarse.

Te voy a contar otra anécdota para que la gente, se dé cuenta.Visitando unas mesas electorales en El Barrio de Alza, un tío alto y fuerte le dijo” bien sabes que yo soy de HB, pero te voy a votar porque te preocupas de la gente y eres cojonudo”.Delante nuestro, cogió una papeleta y voto a Goyo.

Recuerdo un artículo que publiqué en ÉPOCA, en donde estabais tú, tu hermana Elena, Gregorio, Eugenio Damboriena y Roberto.Vosotros cinco, manejabais AP en Guipúzcoa. En ese artículo yo decía “solo se atreven los jovenes”, porque alrededor de Gregorio, jóvenes y adolescentes, le seguían con pasión. ¿En Guipúzcoa en los 80, qué tenía Goyo para atraer a tanto joven en una provincia tan falta de libertad, como era posible eso?

Eso ocurre porque tal y como creía entonces y sigo creyendo ahora, que la sociología electoral donostiarra, no es una sociología nacionalista. Donosti, ha sido una sociedad liberal, en donde se formó el Rey emérito, siendo una ciudad abierta por su cercanía a Francia.Lo que hizo Gregorio y AP, fue que esa gente que estaba callada y metida en casa porque tenía miedo, en una ciudad con casi 100 asesinatos de ETA, expresara su condición de menos nacionalista y menos vasquista, Gregorio y sus planteamientos, fueron un revulsivo de ideas y de Libertad para ellos.

¿Cómo te enteraste del asesinato de Gregorio? Eso nos supuso un shock, a algunos que todavía nos dura 25 años.

Yo acababa de comprar una casa en Amara y estaba haciendo cosas propias de una mudanza y a las tres y media, me llamo Álvaro Moraga, que además de compañero, era vecino mío y me dijo: “Han matado a Gregorio”. Cogimos un taxi y fuimos al Bar La Cepa.

Para mi, fue traumático, porque a Goyo le quería, era amigo y entonces, me entró un sentimiento de orfandad. Mataron a Goyo y quitaron la posibilidad de un alcalde popular, pero sobre todo, nos mataron un poco a todos y cada uno de los que compartimos vivencias, trabajos, inquietudes y sobre todo una amistad que era nuestro alimento para seguir trabajando por nuestras ideas.

Ratifico lo que dices Jose Eugenio, porque con Goyo, nos mataron un poco el alma a quienes le queríamos pero 25 años después, viendo lo que ha ocurrido en este tiempo, ¿cómo valoras su figura?

Su visión de la política, su capacidad, su honestidad y su honradez, no tienen nada que ver con lo que hemos sufrido desde entonces hasta hoy, pero aunque los tiempos han cambiado y ya no hay asesinatos, la función sociológica y política que ejercía Gregorio y el Partido Popular, es algo que no se puede ni definir ni valorar, sino que es un planteamiento firme, decidido y lleno de valores, en la defensa de la libertad y España.Ha contribuido a ello sin lugar a dudas, convirtiéndose en un ejemplo irrepetible.

Querido Jose Eugenio, gracias por haberme ayudado a explicar cómo era nuestro Goyo, ese mito, ese ángel de la libertad del que tenemos el orgullo de sentirnos amigos y compañeros y que siempre contando con tu cercanía, amparo y consejo luchamos por lo que somos y creemos. TE QUIERO.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

 

1 Comentario

  1. “La función sociológica y política que ejercía Gregorio Ordóñez y el Partido Popular, es algo que no se puede ni definir ni valorar, sino que es un planteamiento firme, decidido y lleno de valores, en la defensa de la libertad y de España. Ha contribuido a ello sin lugar a dudas, convirtiéndose en un ejemplo irrepetible”.

    Es por ello, que en el 25 aniversario de su asesinato quiero mostrar mi gratitud a quien tanto hizo por los españoles del País Vasco, con su valentía y ejemplo, al mismo tiempo que recordar también a Miguel Ángel Blanco, hombres jóvenes que defendieron la libertad y la unidad de España.

    Vivimos unos días de zozobra y tristeza por la decisión del PSOE, en el Parlamento Europeo, de votar en contra del esclarecimiento de 379 asesinados por ETA, entre ellos, muchos de sus compañeros de partido, Allá ellos con su conciencia y honor. Nosotros, gente del PP, siempre recordaremos a nuestros compañeros caídos, con la mirada altiva y el corazón encogido. Somos de otra madera.

Comments are closed.