SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El asqueroso blanqueamiento que se está llevando a cabo desde la época del infame Zapatero ha llegado hasta un punto, que parece sin retorno, con el actual secretario general del PSOe y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Contar con los votos de un partido como ese, un partido que apoya a los asesinos y ataca a la memoria de las víctimas del terrorismo y a sus familias es algo repugnante que los que hemos vivido de cerca los atentados de esas sanguijuelas no habríamos imaginado ni en la peor de nuestras pesadillas que pudiera llegar nunca.

Ahora se suben a la tribuna de oradores del Congreso, sueltan sus barbaridades, insultan al Jefe del Estado, a víctimas, a sus familias y aquí no pasa nada. Se considera que lo suyo es libertad de expresión cuando es un claro delito de odio y de enaltecimiento del terrorismo. Y se sienten tan protegidos por el actual gobierno que no tienen límite alguno en sus ataques.

En el día de ayer, durante la intervención de Oscar Matute en la sesión de investidura de Pedro Sánchez los parlamentarios de Vox abandonaron el hemiciclo y Adolfo Suárez Illana volvió a dar la espalda al representante de Bildu. Matute, chulo y repugnante como él sólo, comenzó su intervención dirigiéndose a la cámara y a Suárez de esta forma: “buenos días a todos los presentes e incluso a los que están jugando a ser jurado de ‘La Voz’”.

No es de recibo tener que aguantar a esta basura y mucho más si tenemos en cuenta que ahora mismo viven de nuestros impuestos. No es de recibo tener que aguantar sus calumnias, sus insultos y sus mofas. Esperemos que las asociaciones de víctimas del terrorismo hayan tomado buena nota y emprendan contra ellos las acciones legales oportunas. Ahora que, viendo como está la justicia en España no esperamos nada bueno de todo esto.

SI QUIERES COLABORAR CON ‘EL DIESTRO’ PUEDES HACER UNA DONACIÓN A TRAVÉS DE PAYPAL

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL