SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Siempre hemos criticado los vestidos de Cristina Pedroche en Nochevieja para presentar las campanadas. Y no lo hemos hecho porque nos parezca bien o mal lo que lleve, lo hemos hecho porque no nos parece lógico que mientras se dedica a dar lecciones a los demás, permita que su empresa use su cuerpo como reclamo para conseguir audiencia. Ella está en su derecho a permitirlo pero que después no se meta con lo que hagan las demás.

Y este año lo sorprendente de Pedroche es que iba vestida. Ha estado toda la semana anunciando que incluso podría ir desnuda pero se ha vestido. Vaya como vaya nunca conseguirá superar la clase y la elegancia de Anne Igartiburu quien, siendo bastante más mayor que ella, le da mil vueltas en clase y en elegancia se ponga lo que se ponga.

Pero este año, a falta de enseñar muslo, la Pedroche nos ha querido dar su discurso intelectual. Como creyéndose líder de algo y un ejemplo a seguir, alguien que tiene la cabeza hueca y que no se cansa de demostrarlo nos viene a dar consejos de vida diciendo lo siguiente:

Estoy llena de ilusión por vivir, con muchísimas ganas por seguir aprendiendo y formándome para ser mejor persona y mejor mujer. Y para eso solo hay una forma: queriéndome más y mejor a mí misma. Y vosotras y vosotros también: hay que quererse y cuidarse más. Es la única forma de querer bien a los demás y de tener un amor sano, empezando por nosotros mismos. También en este 2020 me gustaría que nos ocupemos de la emergencia climática. Ojalá en este año crezca la conciencia medioambiental y la cultura de la sostenibilidad. Como en años anteriores, os pido ayuda en el reciclaje de plástico y vidrio. No hay excusas para no reciclar, es muy fácil, podéis empezar esta misma noche reciclando cualquier botella de vidrio. Y un año más me gustaría volver a alzar mi voz contra la violencia de género. No podemos negar que la violencia machista existe y sigue existiendo. Desde el desgarro continuo y silencioso que me provoca no puedo dejar de recordar a las mujeres que ya no están en este 2019. Mi corazón está con vosotras“.

Lo que nos faltaba, Pedroche, cuyos mayores logros en este mundo se dan con lo que enseñe cuando presenta las campanadas de Antena 3 dándonos lecciones y consejos. Querida Pedroche, ni eres ejemplo de nada, ni has empatado con nadie. Sigue haciendo el primo con tu novio por Instagram, que es lo único que sabes hacer, y no te metas en cosas de mayores, que no tienes nivel.