Dieter

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

No puedo resistirme escribir algo cada vez que se entregan Los Goya. Para mí, es la mejor exaltación que se hace en España sobre lo que aquí se entiende como Comunismo. Unos señores que viven como Dios, “exigiendo, cada año, más dinero para hacer películas que casi nadie ve. Señores que, como buenos comunistas, no quieren enterarse de que las sociedades evolucionan a mejor, cuándo se crean productos atractivos para la sociedad y que naturalmente, esta lo compensara, pagando por ello. Sería la misma sociedad en la no podría entenderse que se den subvenciones a productos que la sociedad no consume.

No he visto en directo nada de ese acto, nunca lo veo. Algunas fotos, entre ellas un matrimonio en trajes de gala y con el trasero al aire. Estos no han aprendido que la vestimenta, la imagen en general, es una manera de mostrar respeto a los a las personas con las que se interactúa. He escuchado algunas grabaciones en la radio; La de un gran director del que veo todas sus películas, la de este año, no es de las mejores, por muchas estatuillas que se haya llevado, y que año tras año me sorprende su presencia en este acto, pues pienso que su cine no necesita de subvenciones públicas. Las de una señora, que no recuerdo su nombre y un joven director en Twiter. Todos en diferentes tonos, pero siempre, exigiendo más dinero para sus películas.

Estas actitudes, me devolvieron al programa de radio del jueves anterior, ‘Es la Tarde de Dieter’ en ES RADIO para poder confrontar el trato tan distinto que se le da a esos microempresarios que se desviven por sacar cada día su empresa a delante y poder pagar los sueldos y los Seguros Sociales muy contrario al que reciben los millonarios del cine que viven de nuestro dinero por crear algo que luego apenas se consume.

Una vez alcanzado el acuerdo para la nueva subida del Sueldo Mínimo Interprofesional, entre los agentes sociales encargados de esquilmar a los empresarios es pañoles, ninguno de ellos, ha pagado nunca una nomina. Escuché en la sobremesa, el programa de Dieter en “esradio”. Los periodistas que participaron ese día en el programa, estuvieron en su línea habitual. Mientras Cultrum demostró sus conocimientos en economía, estuvo de lo más “correcto”, García Domínguez -desde mis oídos, solo lo escucho, un comunista- eso sí, muy leído que constantemente hace referencia a textos y autores que nadie conoce para imponer sus dogmas. Cuan agradecido no debe estarle Federico, el sabrá porqué.

Mientras que el citado comunista se desmarcó en la misma línea de los “Hermanos Garzón” -esos personajes que han acreditado habilidades importantes para vivir del cuento- apoyando, lo que dice en este caso, el hermano economista” que la empresa que no pueda generar el nuevo SMI, debe de cerrar” John Muller trató, muy cordialmente, de corregirle haciéndole saber que a los primeros 950 euros había que añadirle las cuotas a la Seguridad Social. A continuación, entró en antena Pedro Barato secretario general de COAG, que al menos a mi manera de entender, estuvo también muy correcto, pero alejado de la auténtica verdad, es también, un buen político.

Fui a desconectar la radio, asqueado por la corrección política, no es lo más habitual, cuando Dieter leyó un tweet de un señor, trabajador de VTC en Málaga, se quejaba de que ganaba mil euros y que sólo el alquiler de su vivienda, le suponían setecientos euros. La orientación a partir de ese momento fue al más profundo estilo de “La sexta”, si, la emisora de televisión. La corrección política, se hizo más acentuada, eliminando los peros que se hicieron en un principio a la subida del nuevo Mínimo Interprofesional. La tertulia derivó al aspecto lastimoso, caritativo, casi lacrimógeno, comprensivo de la situación de ese “pobre hombre” que ganando mil euros tenía que dedicar 700 al alquiler de su vivienda. Ni el director, ni ninguno de los contertulios, ni siquiera el comunista, entraron en el verdadero fondo de esta situación. Ni de refilón se trató el precio de los alquileres, autentico drama para la clase trabajadora. Muy al contrario; a desdecirse de lo anterior, por si antes, habían molestado a alguien por “criticar” la nueva subida del Sueldo Mínimo.

El problema no es la cuantía del sueldo, el problema es los precios de los alquileres en España, el país con los alquileres, en relación a renta media, más caros del mundo, señor Brandau. Un país que tiene más de un millón de viviendas fuera del mercado de alquiler para evitar que bajen los precios. Estoy seguro que el señor Muller conoce sobradamente estos datos. Eso sí, ayer lunes, el señor Dieter nos hizo un editorial de media hora para remover la mierda que ya todos conocemos “encuentro de timaores en una fría y oscura noche de invierno en Barajas”.

En mi artículo anterior, en este mismo periódico; eldiestro.es titulado no digan 950 euros, digan 18.600 euros anuales, detallaba el coste real de esos 950 euros trasladados al contratante y que se convierten en esos 18.600 euros mencionados y de los que la administración pública se lleva 6.000 euros en números redondos sin que el trabajador llegue a enterarse. Con los alquileres pasa tres cuartos de lo mismo, el mayor beneficiado de los altos alquiles es el gobierno, incansable derrochador del dinero que a usted le roba.

Por último y en fechas de tanta humedad; Tomen mucho zumo de naranjas del tiempo, recién exprimidas, y mucha fruta en general. Mucha verdura fresca, ya en ensaladas ya cocinada y lo más importante, No inviertan en La Bolsa.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL