Pérez-Reverte pateando huevos juez

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La verdad es que produce ya bastante hartazgo la eterna petición de subvenciones que se realiza desde la industria del cine español. A pesar de ser el único negocio privado que está subvencionado por el estado parecen no tener nunca suficiente, siempre es demasiado poco.

Pero aquí solo reciben subvenciones públicas ellos. No hay ningún empresario, no hay ningún autónomo, emprendedor, científico, escritor, fontanero o electricista que reciba subvención alguna por parte del estado. Lo único que recibe es un saqueo impositivo mensual y totalmente injusto para, precisamente subvencionar al cine español, quiera o no.

Y ante una injusticia como esa da igual las muchas veces que se reclame puesto que, lo que en realidad se está subvencionando es la promoción de una opinión ideológica determinada. Y para darse cuenta de todo eso no solo basta con ver el sesgo político de cualquier actor, director e incluso de cualquier película, la promoción descarada de la ideología se realiza, también, desde la propia gala de los Goya, con ejemplos tan obscenos como el que vimos ayer o como el que estamos acostumbrados a ver todos los años.

El caso es que han sido muchas las quejas expresadas en las redes sociales contra esta eterna e injusta subvención al cine. Una de ellas ha venido del escritor Arturo Pérez-Reverte, quien ha sido bastante irónico en su forma de dar su queja: “Viendo anoche los Goya, pensaba que a mí también me gustaría que el Estado subvencionara a los editores, a los libreros, a los escritores e incluso a los lectores. Y también, de paso, a la media docena de sobrinos que tengo trabajando en el extranjero.

Olvidémonos de esa petición, el estado solo subvenciona cuando recibe apoyo ideológico a cambio y eso, por desgracia, es casi a lo único que se dedica el cine español.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. * Totalmente de acuerdo con él.
    * Hace años que no veo cine español; las escasas películas qu ehe visto en los últimos años, me han pareido una auténtica alabanza de lo peor de todos nosotros: homosexualidad, lesbianismo, delincuencia al por manor, etc.
    * Por no hablar de la “promción” de personas taradas, con vicios anormales, etc.

Comments are closed.