SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Parece mentira que tengamos que aguantar a un comunista como Pablo Iglesias hablándonos de extrema derecha. Pero, a pesar de parecer mentira como el de la coleta tiene la cara del cemento armado, como es un tunante de tres al cuarto desde el primer día que le conocimos, hay que aguantarle ese tipo de calificativos al “rojeras” este, día sí y día también.

Resulta que en una entrevista con Ana Rosa Quintana, Iglesias se refería al PP y a Ciudadanos diciendo que se había echado en los brazos de Vox y que había que recordar que Vox es la extrema derecha. Y eso lo dice alguien que está siendo investigado en países como Bolivia por su presunta financiación irregular de un gobierno comunista que está siendo investigado, también, por dedicarse al narcotráfico.

Iglesias se viene arriba y nos empieza a dar lecciones a todos, el sinsustancia. Nos pretende inculcar que los demás son extremos mientras él es un moderado y, además, pretende contarnos lo que está bien o lo que está mal, o como debemos educar a nuestros hijos que es exactamente como él diga.

Y ante tanto descaro, ante tanta desfachatez es irremediable contestarle tal y como lo ha hecho Ana Rosa Quintana: “y ustedes en brazos de los separatistas y de Bildu“. Y efectivamente es así, el podemita se echa, junto a su amigo socialista, en brazos de los separatistas y de Bildu y eso está bien. ¿Y saben por qué? Porque lo dice Pablo Iglesias que, como todos sabemos lo que él diga es “palabra de Dios”.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Sólo en una dictadura bolivariana-judeo-bolchevique pueden terroristas como Podemos, financiados por gobiernos narco-terroristas no sólo existir, sino estar en el gobierno.
    Lo peor es una falsa democracia como la que vivimos.

Comments are closed.