Víctor Cotobal

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La Asociación de Víctimas del Terrorismo Dignidad y Justicia presentará el próximo 14 de enero en Las Rozas, un libro dedicado al estudio y análisis del Enaltecimiento del Terrorismo, que han elaborado la letrada de la asociación Vanessa Santiago y el vicepresidente y mano derecha de Daniel Portero, Víctor Cotobal, analista y experto en temas de Seguridad y Terrorismo.

Este libro, será destinado a la captación de fondos para la ayuda de las víctimas y por su interés hablamos hoy en El Diestro con su autor, Víctor Cotobal.

Teniendo en cuenta la actual situación de España, ¿Cuál es el papel y el momento por el que están atravesando las asociaciones de víctimas del terrorismo?

Se está produciendo una situación nueva. Las asociaciones de víctimas estamos viendo como se está acrecentando el discurso del odio y como los terroristas gozan de espacios de impunidad, para humillar a las víctimas, por lo que si a esto le añadimos los cincuenta años de terrorismo activo, puesto que creemos que no ha desaparecido, sino que se ha mutado a las instituciones, no podemos olvidar que de 856 asesinatos, 379 están sin resolver, hace que los afectados por estas causas, estén desamparados institucionalmente.

El enaltecimiento del terrorismo, es un tema que está ahí desde que Eta dejó de matar, pero que desde la sociedad no se tiene muy en cuenta, dado que hay partidos aledaños a estos grupos que son legales y pese a estar excluidos de la política por sentencias, la ejercen. ¿Cómo se ven estos comportamientos desde las asociaciones?

Que los malos sean malos, como a Bildu, a mí no me da miedo, además lo entiendo. Lo que me aterra es que los partidos que siempre hemos pensado que eran constitucionalistas, le hagan el juego a los terroristas. No nos debe preocupar que los malos sean malos, sino que “los buenos”, no hagan nada y se pongan de parte de estos malos, que tanto daño han causado.

Víctor Cotobal

¿Y que uno de estos partidos “malos, sea considerado como vital o necesario para que un candidato a presidente del gobierno pueda acceder a su cargo?

Es el mayor error que puede cometer una democracia, permitiendo que quienes humillan a las víctimas y legitiman el terrorismo, estén en las instituciones. Nunca avanzaremos como sociedad, ni seremos respetados, mientras tengamos partidos que apoyan abiertamente el terrorismo, en las instituciones.

Recientemente hemos visto como en un teatro catalán, con representantes del Estado en el mismo, se gritaba en favor de la independencia, lo que vulnera la Constitución, pero pasan desapercibidas desde la política y la acción jurídica, ¿por qué ese mirar a otro lado?

Hace tiempo que venimos denunciando que el terrorismo, no es algo espontáneo que nazca de un día para otro y el primer escalón, es ese discurso del odio, ese enaltecimiento de esas ideas, que pueden acabar en ideas violentas y terrorismo. Se han usado niños para legitimar un discurso de manera violenta y estamos viendo como hay una causa abierta, la de los CDR, en la que estamos personados, que se les está investigando por terrorismo.

¿Si están investigados por terrorismo, porque se les aplican fianzas?

Quien tiene que explicar esto es el juez, pero no es nada nuevo, porque hay mil casos en los que se les ha dejado libres o no se les ha juzgado, pero vemos cada día casos de enaltecimiento en el P. Vasco, Navarra o en otras partes de España y nadie dice nada. Parece que la libertad de expresión es un derecho universal y no es así , de hecho el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dicho muchas veces que ese límite está en el discurso del odio y en el enaltecimiento del terrorismo.

En los próximos días se va a presentar un libro del que Vd. es autor y aborda el enaltecimiento del terrorismo, desde los Campos judicial y policial. ¿Qué se pretende decir en el libro?

Es un libro técnico judicial, en donde se analiza desde el aspecto jurisprudencial este delito, así como su evolución policial. Es un delito tan complejo que es preciso que las FCSE, fiscalía y las asociaciones de víctimas, trabajen conjuntamente para erradicarlo, por el grave daño que causa a la sociedad y especialmente a las víctimas del terrorismo.

¿El hecho de no atender la comisión del delito de enaltecimiento, no hace que las víctimas sean apartadas de la sociedad, en su papel de referente social y dejarles marginadas como elemento decisivo de conciencia social?

La sociedad no se da cuenta de la importancia que tiene, porque nos hemos centrado en la lucha por el relato y lo único que hemos conseguido, es que haya dos generaciones, una la que vivió la masacre de Eta y lo entienden y la actual, que no entienden lo que fue Eta y no sabrían decir el nombre de una víctima del terrorismo. Lo que hay que centrarse, es en hacer historia y esta la hacen fuerzas y cuerpos de seguridad y los jueces, resolviendo los casos inconclusos, lo cual, quedará para siempre en los libros.

¿Pero esa lucha por el relato, no es una necesidad, dentro de la acción política hacia la sociedad?

Hay que escribir la historia, cerrando las heridas. De los grupos terroristas, no hablamos tanto porque tenemos identificados a los asesinos y se ha hecho justicia, pero en el caso de Eta, tenemos casi la mitad de los asesinatos sin resolver y a los terroristas en las instituciones. Cuando una persona fallece le recordamos, pero en el caso de las víctimas, ¿qué sucede cuando recuerdas constantemente al asesino? Esas heridas no cerradas, hacen que la sociedad se divida, sin hablar de los que las usan con fines políticos.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL