SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Una de las razones por las que Vox se ha ganado el voto de tantos españoles es porque no se anda con medias tintas cuando se trata de luchar contra la dictadura del pensamiento único y contra sus defensores, tan acostumbrados ellos a hacer lo que les de la gana sin que sufran las consecuencias.

Eso ha debido pensar la asociación feminista ‘Subversives Castelló’ y no se les ha ocurrido otra cosa que llenar varias calles de Castellón de la Plana con la imagen de Santiago Abascal. En esa imagen aparece el líder de Vox con un tiro en la frente, algo inaudito y completamente inadmisible.

Descuentos en productos marca “The North Face”

Debido a esas pintadas, Vox ha decidido presentar una querella contra esa asociación a la que califican de una forma muy acertada como “feminista radical“. La querella está presentada por supuesto delito de amenazas ya que, como sostienen desde el partido, “al dirigirse contra el dirigente de un partido político en su calidad de tal, se realizan con el ánimo manifiestamente deliberado de causar el terror tanto a él personalmente como a sus integrantes y simpatizantes“.

Además, Vox sostiene que ‘Subversives Castelló’ se ha atribuido en varios medios de comunicación la autoría de esas pintadas.

Se está llegando a un punto de intolerancia en España bastante peligroso. Los representantes de la extrema izquierda creen que hay barra libre para atacar como quieran a todo aquel que no piense como ellos. Y lo curioso es que son esos mismos intolerantes los que acusan a sus víctimas de fascistas demostrando, una vez más, que, además de su violencia y su desvergüenza, no tiene ni idea de lo que es el fascismo, ideología que nada tiene que ver con Vox.

De todas formas vean el descaro de esta asociación para defender y justificar sus delitos con el tuit con el que han contestado a Vox. Ojalá lo paguen caro en los tribunales.