sánchez

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Si Esquerra Republicana de Cataluña no lo remedia tomándole el pelo a Pedro Sánchez y humillándole para, al final como preveo, dejarle en la estacada, voy a tener un problema de adjetivos a pesar de que la lengua castellana es rica en ellos. Dado que no me gusta insultar no aplicaré estos adjetivos a personas sino a comportamientos, a hechos, a realidades. Hoy va de un comportamiento miserable que huele a anticipo de la que nos espera.

Es sabido que el mismo PSOE que propugna un Estado Federal y que no se ruboriza de pactar con partidos independentistas, es capaz de soliviantarse y declarar como ‘la bicha’ a aquellos gobiernos que, sin organizar algaradas y haciendo uso de las prerrogativas que les otorga la Ley, legislan distinto a lo que Sánchez tiene en su caótica cabeza, aunque esto suponga una actuación mezquina, si yo no supe tu no podrás, en la que todo vale.

Si ayer fue la Comunidad Andaluza la que se encontró con el corsé de la intervención por parte de la Ministra Montero al sancionar, por incumplimiento del déficit comprometido, las cuentas de la Consejera Montero, (nótese que a pesar de la diferencia del cargo, el mismo apellido nos indica la realidad de que son par nuestra perplejidad la misma persona en tiempos distintos), impidiendo así la autonomía por parte del que se autoproclama adalid de la diversidad en España, mañana será Madrid la que con otros mecanismos, dado que cumple con todo y va que vuela, será encorsetada en el café para todos los que cumplen, que tanto agrada a la chulería habitual de los líderes socialistas.

Cuánto les duele que otros, nunca ellos, con menos impuestos sean mucho más eficientes. La vergüenza de la falta de logros reales en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha se da de bruces con la realidad económica de la Comunidad de Madrid que lleva años que va como un tiro y eso es una bofetada, un guantazo más bien, en plena cara de una reata de presidentes de comunidad que han tenido en común su filiación socialista, apostar por el sector público, machacar a impuestos a la iniciativa privada y, en muchos casos, gastar en subvencionar a amigos y conmilitones.

No entiendo nada. Si ahora van a por Andalucía y luego Madrid, ¿No será necesario plantarles cara? ¿Alguien me lo explica?

@jmfrancas

Canal de YouTube del autor

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA