SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Como muchos recordarán, en la reciente marcha del Orgullo Gay de Madrid se produjeron unos gravísimos incidentes contra la comitiva de los líderes políticos de Ciudadanos. Según informaron entonces varios testigos, durante más de cinco horas se produjeron contra ellos empujones, lanzamiento de objetos y líquidos, insultos y amenazas.

Tras esos graves incidentes, el Ministerio del Interior publicó un informe “express” en el que se restaba importancia a esos incidentes y en el que se concluyó que no se habían producido “agresiones” a los políticos del partido naranja y en el que se acusó a estos de haber intentado provocarlos desobedeciendo las “instrucciones” y “consejos” de la Policía como parte de una “acción mediática y publicitaria”.

Todo aquello fue negado categóricamente por Ciudadanos y refrendado por el Ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska. En el día de hoy, el diario ‘El Confidencial‘ publica que fuentes próximas a ese dispositivo les han confirmado que el informe había sido “cocinado” y que no se había tomado el testimonio a ninguno de los agentes que se habían desplazado a esa marcha para proteger a los dirigentes de Ciudadanos. Es decir, que el informe es falso.
Ofertas de Navidad de Amazon válidas hasta el 22 de diciembre

Tras esta información publicada por ‘El Confidencial‘ no esperamos otra cosa que un desmentido por parte de Grande-Marlaska y de su ministerio. No esperen que este ministro vaya a decir la verdad y a confirmar que todo lo dicho en aquel informe es completamente falso e inventado para dejar a los dirigentes de Ciudadanos en mal lugar y a los agresores sin el castigo que merecen.

Es la enésima vez en la que Grande-Marlaska aparece envuelto en informaciones que le desacreditan por completo para ejercer el cargo que está ejerciendo y en las que queda demostrado que estábamos equivocados los que teníamos un buen concepto de él cuando era juez. Además de estar llevando a cabo una gestión nefasta, está teniendo un comportamiento con los cuerpos policiales, especialmente con la Guardia Civil, impresentable.

Un desastre de ministro. De los peores de la historia de la democracia española. Va de mal en peor.

Enlace directo al artículo de ‘El Confidencial’

2 Comentarios

  1. Quien no quiera polvo, que no vaya a la era.
    Que se den con un canto en los dientes de que no los pusieron cara a la Meca.

Comments are closed.