Que no se rompa

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Creo que todos recordamos gratamente la letra de aquella magnífica canción del compositor Manuel Alejandro que interpretaba y sigue interpretando el gran Julio Iglesias, que comenzaba con la frase “que no se rompa la noche”. Pues inspirándome en la letra (y en el sentido de continuidad que trasluce) de esa canción me he atrevido a titular mi escrito de la forma que lo he hecho, con la esperanza de que los nuevos gobernantes de la Junta de Andalucía no rompan, disminuyan o atenúen el rastreo que han iniciado para desmontar el entramado que durante tantos años construyeron en nuestra tierra un puñado -bastante grande- de cuentistas para seguir mandando en nuestra autonomía de una manera tan irregular como reprobable.

Ya se han descubierto cómo los que presumían -sin merecerlo- de “limpios” ocultaban centenares de miles en las listas de espera de la sanidad andaluza. También las tramas de compradores de voluntades o, mejor dicho, de votos y el sucio asunto sobre las vacunas. Ahora se acaban de descubrir unas cajas fuertes ocultas con sobres lacrados que contenían documentos que la anterior Junta había negado a los Tribunales.

Y, todo ello, además, con la caradura de decir que ellos no sabían nada a pesar de haber sido condenados por la Audiencia de Sevilla por cuantías cercanas a los 700 millones de euros, quedando por verse aún cerca de 200 causas que -según dicen- podrían alcanzar cuantías de varios miles de millones de euros.

Por eso vuelvo a rogar, con todas mis fuerzas, a los actuales miembros de la Junta de Andalucía: ¡¡¡Que no se rompa el rastreo, por favor que no se rompa!!!