Dios

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

He querido titular este escrito con la frase que lo he hecho, recordando a un buen amigo mío, ya fallecido, que cuando quería contar alguna cosa interesante de la que tenía suficiente y fidedigna información, siempre la pronunciaba con estos o parecidos términos. Creo yo que -como buen creyente- lo haría para tranquilizar su conciencia al informar de un asunto que pudiera resultar incómodo para alguien, pero útil para una presunta víctima. Pues allá voy.

Que Dios me perdone, pero pienso que dos árbitros de fútbol, los Sres. Hernández Hernández y De Burgos Bengoechea (una vez más) han perjudicado gravemente los intereses del Real Madrid, favoreciendo -por tanto- los intereses del Barcelona en el partido del pasado miércoles día 18.

Los detalles los conocen sobradamente quienes son aficionados a este deporte que no pueden comprender tanta desfachatez, porque estos dos colegiados ya han causado muchísimo daño al Real Madrid. Claro que, la Federación, presidida por un anti madridista, quiso nombrar -precisamente- para este partido a estos dos tipos tan simpáticos. Uno (Hernández) sobre el campo y el otro (Del Burgo) en el VAR al que muchos llaman ya Varcelona.

Y ¡qué casualidad! ninguno de los dos vio A) una gran patada de un defensa del Barcelona a Varane (dejándole una profunda herida) que debió señalarse con expulsión del defensa y penalti, y B) un agarrón dentro del área al mismo Varane que debería haberse castigado con amonestación y penalti.

Pues yo, a la vista de toda la información de que dispongo y repasando este último partido y ¡que Dios me perdone! pienso que Hernández y Del Burgo son unos corruptos de tomo y lomo (no sé si emocionales o de otra ralea) que merecerían ser apartados definitivamente del arbitraje.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA