felón

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Mis dedos por mediación de mi mente quisieran cambiar de actitud de mordisquear en estas páginas por otros recorridos, pero la agilidad de mis dedos cuando me veo delante de mis cuartillas y con la pluma-soy algo prehistórico lo reconozco-aunque después, una vez analizado lo encajo en mi computadora, mi PC. Quisiera como he dicho antes mordisquear otros contenidos, y como veo el camino que lleva España con este nuevo felón, no tengo más remedio que escribir alzando la voz con mi escrito, el cual se puede adivinar, lo que voy trasmitir sobre el inquilino, por ahora, de la Moncloa, el tal Pedro Sánchez Pérez-Castejón, pero debido a que este “señor” siempre tenemos hay algo nuevo sobre el paraguas de nuestra nación, no tengo más remedio que exponer lo que he dicho previamente.

“Con un cínico desparpajo, Pedro Sánchez ha asumido funciones de Jefe de Estado ante la estupefacción de la inmensa mayoría de la sociedad española, que, por cierto, según las encuestas más rigurosas, está orgullosa de su Rey”. (este entrecomillado es del editorial del Imparcial).

El día de la apertura echamos en falta la figura del Monarca, nuestro Rey, en dar la bienvenida a los ilustres visitantes en la Convención Marco de las Naciones Unidas en el Cambio Climático, en España se le ha llamado COP2. El inquilino de la Moncloa ha hecho aquello de querer usurpar al Rey una vez más, lo hemos visto a lo largo de las meteduras de pata a que nos tiene acostumbrados este felón, este Sánchezizcariote de nuestro tiempo.

En misa y repicando no se puede estar, pero viendo a este hombre, creo que sería capaz y como es capataz y amo de la huerta hace de su capa un sayo. Posiblemente y debido a que han asistido varios jefes de Estado lo primordial es que, nuestro Rey, hubiese incluso haber dado a este vento una solemnidad mucho más grande a que nos representara en este evento mundial, dándole aún más prestigio a este acontecimiento y de paso a España que debido a este felón, nos tienen en entredicho en el resto del mundo.

Yo creo que lo hace a posta, o, mejor dicho, porque le salen de las pelotas, haciendo el ridículo. Este hombrecillo no me cabe duda, como dice muy bien mi entrañable amigo Gabriel Muñoz en este diario, le importa un pito. Las felonías y traiciones del inquilino de la Moncloa, las conocemos todos, o, mejor dicho, casi todos, de esto lo saben los “sabios varones” de este partido, el cual me da vergüenza nombrarlos, me da cortedad, porque sé que aún hay hombres, caballeros de bien, de socialistas de a pie que, saben que este felón, nos está llevando al matadero. ¿y a qué, han salido ahora los llamados “ilustres varones”? A dar el pego por decir algo. Porque decir, decir, no dicen nada: palabras sin sentido, sin compromiso, hablan sin responsabilidad   aún a sabiendas que son ignorados, metidos en sus retiros o mejor dicho son unos rudimentarios   desconocidos para Pedro Sánchez, el nuevo felón de nuestro tiempo.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL