SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lo de estos podemitas es para… y no echar gota. Son unos descarados y unos tramposos aboslutos. Son unos “vendemotos”, unos cuentistas y unos descerebrados. Pero por si esto fuera poco no tienen vergüenza alguna y van por la vida con un lema que llevan hasta marcado en la frente: “Consejos vendo que para mi no tengo”.

Se les avecina un lío bastante gordo con el despido de su abogado porque Calvente, que así se apellida, dice tener papeles que demostrarían cosas tan graves como que Podemos funciona “como una mafia”, que Irene Montero “está histérica por conseguir su ministerio” o que “vuelan por la sede de Podemos los sobres con dinero negro”.

Pero como son así de fantoches, como son así de farsantes y de gentuza han acusado a Calvente de un “acoso sexual muy grave” y ese, según Iglesias, habría sido el motivo de su despido. Pero añaden, y aquí viene lo fuerte, que ante las acusaciones recibidas por parte de Calvente: “todo aquel que acuse a Podemos de algún delito lo que tiene que hacer es acudir a los tribunales y que los tribunales diriman“.

Pero como son unos descarado, cuando a ellos les preguntan que por qué no hacen lo mismo con la acusación tan grave que están haciendo contra Calvente, lo justifican aludiendo que no lo hacen por la “necesaria “discreción” con la que, afirmaba, se tienen que llevar este tipo de casos“.

Vamos, que no tienen narices para llevar a Calvente a los tribunales acusándole de acoso sexual. Vamos, que son unos jetas y unos cobardes que, además de acusar con algo sumamente grave, no tienen el valor de denunciarlo ante la Ley, ¿no será porque es una acusación falsa? De estos se puede esperar cualquier cosa y ninguna buena.