IVA

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Se había iniciado muy recientemente la Monarquía Parlamentaria, el actual régimen político, que hoy disfrutamos. Veníamos de un régimen en el que, casi no se pagaban impuestos, en general, algunas tasas. El gobierno de Adolfo Suárez, el primero de la democracia, implanto el IRPF además de comenzar tímidamente la liberalización de nuestra economía. En el siguiente gobierno, ya socialista de Felipe Gonzalez, su omnipresente y todo poderoso ministro de Economía y Hacienda, creo recordar que algo mas incluso, Miguel Boyer, implantó el IVA, aunque dejó de ser ministro unos días antes de publicarse en el BOE.

Nos vendió que ese impuesto, sustituiría a todos los demás. Dentro del estado de euforia que vivía por entonces el pueblo español, todo el mundo le creyó. La gente pensaba que dado que era un impuesto al consumo, todos pagaríamos, pues todos somos consumidores y además dado que los que más consumen, son los que más tienen, el nuevo impuesto nos traía un tono, de lo más progresivo. Sería casi imposible el fraude fiscal, la evasión de impuestos, en definitiva la economía sumergida. Ya solo faltaba que el desarrollo del mismo se hiciera en ese sentido, que pienso y estoy convencido, era la verdadera intención del proponente.

Esas intenciones, al parecer, eran muy contrarias a las de pesos importantes también de su mismo gobierno,  y que pasaban por gravar en relación al nivel de necesidad del producto. Evidentemente, la alimentación, al menos los productos considerados como básicos. El agua, al menos una cantidad de metros cúbicos por persona al igual que la electricidad. La vivienda, las de un número de metros cuadrados reducido que se considere como mínimamente razonable para una vida razonable. La educación y la enseñanza. En definitiva, todo aquello que resulta necesario para el desarrollo de una vida razonable, tendrían un IVA reducido para gravar por el contrario, de forma importante todo consumo que excediera lo necesario. Los servicios que se prestaran desde la administración pública, tasas, como por ejemplo la recogida de basura, naturalmente no entraban en este capítulo.

Pero claro, rápidamente aparecieron los que solo conocen a Maquiavelo de pasada. Los que entiende el Intervencionismo público como una filosofía, de vida; “Usted no es consciente de la industria que genera un régimen fiscal de lo más enrevesado”. Me imagino a un liberal progresista de verdad, parece que Boyer lo era,  contestando “Es usted consciente de que todo ese dinero que no gastaríamos en ese rebuscado régimen fiscal lo podríamos dedicar para el desarrollo industrial, para que los emprendedores tuvieran más dinero para crear y  hacer crecer a sus empresas y generar a su vez mas empleo y más riqueza”. “Pero entonces, el pueblo no necesitaría de nosotros, no podríamos mediatizar su voto llegadas las elecciones, serían  libres pensadores”

Como decía, Miguel Boyer ya no era ministro cuando el IVA comenzó a recaudarse. Desde entonces, la presión fiscal, lejos de la progresividad social, ha crecido de forma considerable. La variedad de impuestos, se ha multiplicado. El entramado burocrático que ha generado dentro y  fuera de la administración, no deja de crecer. Hacienda para la clase media, es el autentico “coco”. Tan enrevesado sistema fiscal ha hecho posible que seamos líderes europeos en economía sumergida y lo peor, de progresividad, nada de nada; El IVA del agua es el mismo para consumo domestico que para llenar una piscina y el que se aplica para la compra de una vivienda de 60 metros, igual que el de un chalet en Galapagar. Recientemente he escuchado a algún economista de respetable opinión, decir que el IRPF es posible que acabe desapareciendo. Ese es el principio del largo camino que otra vez, tenemos que recorrer.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

También te puede interesar...


Otras sugerencias


Artículo anterior¡Ojú! ¡Que bodrio de tío!
Artículo siguienteObjetivo patriótico
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los arboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro(este lo tengo escrito aunque no publicado) me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mi rededor, muy especialmente la falta de justicia en su mas alto concepto. Cuando no lo hago se me aparece mi padre y me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde" como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y ademas me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. Mi blog personal es Incorrectamente Politico, encabezado por una foto de George Orwell y su mas famosa frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones publicas.

1 Comentario

Comments are closed.