SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Parece que ya está más o menos aclarado el suceso de la grana de mano en el centro de MENAS de Hortaleza. Una persona de origen magrebí ha sido detenida por haber sido el autor del mismo y esa noticia ha callado unas cuantas bocas que, como no podría ser de otra forma, volverán a abrirse cuando vuelvan a tener la más mínima oportunidad de hacerlo.

Pero lo que llama la atención de todo esto es que una de las más bocazas haya sido la aspirante a ministra de algo, gran terrateniente de Galpagar y copropietaria de Podemos, Irene Montero. Y nos llama mucho la atención porque alguien que, en teoría, pretende tener un puesto de responsabilidad en el futuro gobierno de España debería empezar por ser algo más prudente de lo que es y dejar de acusar a nadie si no tiene la certeza de que ese alguien haya hecho nada.

Pero esto no es posible en la señora marquesa y tampoco en sus compañeros podemitas. Según saltó la noticia de la granada en el centro de MENAS de Hortaleza, Montero fue una de las primeras en señalar con su dedo acusador a Vox sin tener más pruebas que las ganas que tiene de hacer desaparecer a un partido que se está llevando por delante el suyo y el de sus nuevos socios socialistas.

Y a pesar de que ya haya sido detenido alguien que nada tiene que ver con Vox el tuit ahí sigue para por si acaso. Por si acaso hay alguien que todavía no se haya enterado del desenlace final de lo sucedido y se traga la milonga soltada por Montero. Por lo demás, a ella le da igual haber hecho el ridículo, para que eso importe lo primero que se tiene que tener es un mínimo de vergüenza.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here