SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Es muy triste la delicada situación por la que están pasando los 33 camareros que prestan sus servicios en el complejo presidencial de La Moncloa. Tal y como publica el diario ‘La Información’, el personal encargado de servir el cátering y atender las demandas de refrigerio de los miembros del gobierno y del personal que realiza sus labores en Moncloa lleva más de tres meses sin cobrar y están a punto de quedarse en el paro.

El motivo es que la empresa adjudicataria de dar ese servicio, Dulcinea Nutrición, ha comunicado que no puede hacer frente a las nóminas de sus empleados, tienen ya acumuladas cuatro nóminas de retrasos, y ha adelantado que el presente mes de diciembre tampoco podrá hacerse cargo de sus honorarios.

Las consecuencias de esta situación ya se están empezando a notar: ha cerrado el comedor de La Moncloa, sin servicio en la cafetería del edificio INIA, no podrá abrir el pequeño bar del edificio del portavoz, las máquinas de ‘vending’ no darán servicio, los altos cargos no tendrán servicio de restauración y las autoridades que visiten el complejo se quedarán sin catering.
La extraordinarias ofertas de Navidad de Amazon válidas hasta el 22 de Diciembre

El subsecretario de Presidencia, Antonio Hidalgo, va a remitir en los próximos días una carta a Dulcinea Nutrición comunicando que el Gobierno da por finalizada la relación contractual con la compañía. Esa misiva también servirá a los 33 empleados para poder registrarse en el paro.

Parece que todo lo que gira alrededor de Pedro Sánchez parece gafado, excepto el propio Sánchez quien en este caso también se salvará de la situación de estos camareros puesto que él es atendido por otro tipo de personal. Pero es completamente inaudito que un personal que está realizando su trabajo precisamente en el Palacio de la Moncloa esté pasando por una situación como esta.

De todas formas están sufriendo en La Moncloa las consecuencias de lo que supone abrasar a impuestos a las empresas y los autónomos. El saqueo impositivo, además de la mala gestión que hayan realizado los responsables de esa empresa, traen este tipo de consecuencias.

Enlace directo a la noticia de ‘La Información’