huevos

Que unos separatistas, proetarras, comunistas y PSOE, les están echando los huevos  necesarios a esa tortilla que aún sigue siendo española, no me espanta para nada esta canallada viniendo de donde viene, no me cabe duda, pero dada la bravuconada y cobardía del presidente en funciones, aunque, a decir verdad, hay que llamarle…¿y que le digo a este sujeto en su empecinamiento  de una terquedad cobarde y de una traición de un calibre que no tiene nombre?  de seguir en sus trece, no sé a dónde nos llevará. Aunque estoy seguro en donde nos meterá este sujeto.

Lo mismo que digo que la tortilla española no admite más huevos, digo que, en España, esta piel de toro teñida de un gris oscuro, los demás españoles sus huevos los tienen hueros, mejor dicho, escarpados, vacíos, donde su concavidad y abrigo se han ido de paseo, son huevos que ni siquiera les sirven para meterlos en un buen calzoncillo de macho. Esto lo digo por los “administradores de la patria”

Lo estamos viendo desde hace tiempo. Nadie hace nada. ¿No hay nada ni nadie que nos tengamos que tragar a estos adefesios que solamente quieren ocupar sus poltronas, entronizando una nueva vida para la mayoría de los españoles?  Una vida tramposa, de mal vivir, llena de confusiones. La voluntad de un pueblo traída por sus votos, no creo yo que sea obligado para meternos   en una feria que solo sería para divertirse estos exaltados que no saben a dónde van ni saben lo que quieren, aunque, a decir verdad, sabemos lo que quieren. Lo estamos viendo en el día a día.

Algo habrá, aunque sea buscado en un sumidero para salir de este atolladero, el peligro que nos acecha es enorme para seguir esta recreación de estos señores, por decir algo. ¿O es que, no hay ley que nos permita no tragar esta traición, donde dos sujetos nos tienen presos una vez más, pensando con quien negociar, trapicheando como si estuvieran en un baratillo canjeando votos unos con otros? No soy hombre de ley, aunque si lo fuera, y viendo el tejemaneje que nos traen todo este tinglado los “administradores de la patria” no lo sería, hubiese claudicado, cosa que están haciendo con todas las personas de bien que aún quedamos en esta España. Si con esto que está pasando no hay control para ello, apaga y vámonos que la tortilla está en su punto y no admite más huevos.