SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Por fin se habla de la Ministra de Transición Ecológica y, como no podía ser de otra forma, se habla porque se ha dedicado a meter la pata ofendiendo a una buena parte de la población, no porque haya hecho algo bien en un ministerio en el que es imposible porque no sirve absolutamente para nada más que para dilapidar nuestro dinero.

Y Teresa Ribera, que así es como se llama la ministra que cobra por no hacer nada es un ministerio inservible, se ha dedicado a ofender a la gente felicitando en unas fechas como estas el “solsticio de invierno”. Ahí es nada, una calentóloga poniendo en duda unas fechas claves como estas de la Navidad. Tiene narices que alguien que defiende unos motivos de cambio climático que no existen ponga en duda la fe del resto de la gente en una religión.

Y como es normal, después de decir esta sandez se le ha echado todo Twitter encima. No se entiende la necesidad que tienen algunos políticos de ofender de una forma tan gratuita a los creyentes de la religión con más fieles del mundo. Parece que no se es un auténtico izquierdista en España si no se insulta en algún momento a los católicos.

Pero lo peor ha llegado cuando ha intentado arreglarlo felicitando la Navidad a los que la celebren. Ella debe ser que la celebra sin trabajar puesto que, como no lo hace nunca, no iba a hacer una excepción trabajando precisamente el 24 y el 25 de diciembre. Impresionante la mala educación de esta fauna.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL