SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

A Adriana Lastra le ha debido decir alguien recientemente que todos los españoles estamos esperando sus lecciones y sus consejos, es por eso que esta mujer se ha venido tan “arriba”. Y oye, que no se corta ni un pelo. No tiene ni dos dedos de frente pero allá que va ella cada vez que tiene ocasión a aleccionar a alguien y a meter la pata, literalmente en algunas ocasiones.

El caso es que Lastra, tan inteligente ella, no tiene ni idea ni de por dónde le viene el aire pero, cada vez que tiene ocasión, arremete contra quien sea para ir de bienqueda y, lo mejor, dándole lecciones. Eso es lo que ha pretendido hacer con Plácido Domingo. No tiene ni idea de lo que ha pasado, tan solo tiene la versión de unas cuántas mujeres que, bajo el amparo del anonimato, dicen que Domingo ha dicho o ha hecho tal cosa. Y, aunque hay varias mujeres que a cara descubierta han defendido a Domingo, a ella le da igual, para ella es culpable de entrada porque su cabecita loca directamente no da para más.

Plácido Domingo ha realizado recientemente unas declaraciones en el diario ‘El País’. Está claro que para esta fauna “progre” que domina el pensamiento único, Domingo no va a poder decir nada porque a cualquier cosa que diga se le va a buscar un doble sentido aunque no pretenda decir lo que esta fauna interpreta.

Y ‘El País’ lanza un titular de esa entrevista que dice: “En algunos sitios no se puede ya decir nada a una mujer”. ¿Y qué hace Lastra “la lista”? Pues darle la razón porque la “cerebrín” ha contestado: “Lo que no se puede es decir cosas que ofendan, denigren, y/o molesten. Se llama respeto. Plácido Domingo“. Querida Lastra, si es que de donde no hay no se puede sacar. No has hecho más que darle la razón, no puedes ser más torpe. Cómprate un desierto y piérdete…

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL