SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

¿Alguien se puede llegar a imaginar lo que habría pasado en España si el suceso de la embajada mexicana en Bolivia llega a suceder estando en el gobierno algún partido de derechas? Habríamos tenido la mundial y habrían llenado las calles de perroflautas para destrozarlo todo y pegarse con la Policía.

Como los protagonistas del escándalo son ellos, como los socios de gobierno preferentes de Sánchez son ellos, aquí no pasa nada y llegan a tirar incluso de patriotismo para justificar lo injustificable. Y lo peor, hablan hasta de las cloacas del estado cuando los que más cerca están ahora de esas cloacas son precisamente ellos ya que gobierna Pedro Sánchez y ellos tienen a Sánchez a su merced.

Pero lo más grave de todo ya no es la actuación con la embajada de México en bolivia, lo más grave son los oscurísimos motivos por los que se habría llegado a buscar esa intervención. Recordemos que desde Bolivia se está acusando directamente a Podemos de querer ocultar que han estado financiados por el narcotráfico desde el principio y que eso es lo que pretenden ocultar, ahí es nada.

Mientras tanto, en el día de ayer volvieron a sacar a su rebaño a pastar y a decir por redes sociales que Podemos era un partido de gobierno y que lo que se buscaba con esta noticia era que Podemos no formara parte de ese gobierno. Lo que no saben es que para algo así no hace falta buscar excusas porque las excusas ya las ponen ellos mismos con su comunismo y con su odio recalcitrante a España y a todo lo que huela a español, que ahora no nos vendan con disimulos.

Y Juan Carlos Girauta los ha retratado así, tal cual, ya que ahora nos intentan convencer de su inocencia y de la manipulación tirando de patriotismo. La basura que tiene que estar escondida en ese partido tiene que tener un olor pestilente e inaguantable.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL