Javier Rupérez

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La Crisis diplomática generada por la visita de la Agregada de Negocios Española a la Embajada de Méjico en Bolivia, un análisis de situación de la política española derivada de los pactos de legislatura alcanzados por Pedro Sánchez, candidato a la presidencia del gobierno, con Podemos, independentistas catalanes, Bildu y nacionalistas Vascos y un recuerdo de su situación como víctima de ETA al haber sido secuestrado por Arnaldo Otegui, hoy en día socio del candidato del PSOE a la Moncloa, han sido algunos de los temas de conversación que ha mantenido El Diestro, con Javier Rupérez, uno de los políticos emblemáticos de la democracia, ex ministro de UCD y ex embajador de España en Washington.

Sr. Rupérez, el pasado 28 de diciembre, lo que muchos pensamos que era una inocentada, se convirtió en un incidente de consecuencias internacionales entre los gobiernos de España y Bolivia, por la visita de la Agregada de Negocios Española a la Embajada de Méjico. ¿Qué opinión saca respecto a lo sucedido?

No sabemos exactamente lo que ha pasado, por lo que convendría que se aclarara tanto por parte de unos como por parte de otros. Yo soy diplomático, he sido diplomático y sé perfectamente cómo trabajamos y los españoles o los diplomáticos de cualquier otro país, en circunstancias complicadas como era esta, no toman decisiones por sí mismos, sin haber recibido previamente instrucciones, o de haberlo comunicado al ministerio. Sea cuál sea lo que ha ocurrido, es evidente que el ministerio lo sabía, porque la encargada de negocios, no se hubiera arriesgado a hacer una visita complicada, sin recibir instrucciones. Por otra parte, decir que es una visita de cortesía, tiene algo de extraño, porque no se hacen a las ocho de la mañana y se puede suplir por una llamada telefónica o una copa en el bar de la esquina.

Y las reacciones del gobierno boliviano, ¿son ajustadas?

Creo que convendría recomendarles algunas cosas, como que centraran sus acusaciones en lo que ha ocurrido y no en manifestaciones que son ofensivas para España, con la utilización de términos como colonialistas. Desde ese aspecto, el Sr. Quiroga, se ha excedido en sus manifestaciones y también es significativo las acusaciones sobre las cantidades económicas que habrían percibido algunos miembros de Podemos, dentro de una serie de regímenes llamados bolivarianos y eso también hay que aclararlo. Finalmente, habría que pedir a los bolivianos, que expliquen porque declaran persona non grata a la agregada de negocios y a las personas que le acompañaban. Son situaciones que nos ponen al borde de la ruptura diplomática, lo que exige explicaciones contundentes y muy claras por ambas partes.

La ministra de exteriores española, que está en funciones y ha asimilado la cartera en circunstancias que le hacen novata y quizás con unas explicaciones rápidas o una nota de la O.I.D, en unos momentos delicados tanto para Bolivia como para España, por la interinidad del gobierno, ¿hubiera sido suficiente?

Ha habido una falta conspicua de información por parte de unos y de otros, respecto a que hacía una en la embajada de Méjico y las acusaciones de los bolivianos al respecto. Es importante que se produzca Información, pero a mí me han ofendido las palabras del sr Quiroga, con independencia de los sentimientos que tenga respecto a Sánchez, pero es ofensivo que se califique a España de colonialista. Sería recomendable que escucharan más al embajador boliviano en la OEA Jaime Aparicio, que conoce muy bien y capaz de reconducir este asunto.

Desde Bolivia, ¿no se ha utilizado quizás el hecho de que líderes que pueden formar gobierno con Pedro Sánchez y han sido redactores de la Constitución con Evo Morales, se les haya querido pasar factura?

Si es así, que lo vocalicen en los redactores, no en España. Presumir que España está favoreciendo una tesis de multinacionales o o plurinacionalismo, eso no corresponde a España, sino a quien corresponde. Es labor de todos asumir las responsabilidades y actuar de manera prudente.

Entrando en la política nacional, hoy se puede decir que gran parte de España está en situación de Shock, al comprobar que los resultados electorales propician un gobierno de izquierda, con la extrema izquierda, independentismo y nacionalismo vasco y catalán junto con Bildu. ¿Como contempla el panorama de esta España?

Mal. Lo veo con profunda angustia y ansiedad, así como un intento de desmontaje de la Constitución del 78, así como de la integridad territorial española. Lo veo gravísimo y me preocupa, pero espero y deseo que la reacción de aquellos partidos que se confiesan constitucionalistas, produzca una reacción suficiente para parar los pies a un personaje lamentable de la historia de España, que se llama Pedro Sánchez. Contemplar una alianza entre el PSOE, que ha dejado de existir, que no tiene nada que ver con el de la transición, unido al separatismo catalán y vasco, y a los post terroristas vascos, es un momento de responsabilidad, no solo para la sociedad española, sino para aquellos que están sentados en el grupo socialista, que todavía retienen una idea de la España unida y constitucional del 78, votando en contra de un gobierno que es aberrante en términos españoles, europeos e internacionales.

Vd. suele decir siempre que las ideas, son la centralidad de la política. ¿Este gobierno está hecho por ideas o por intereses?

Este gobierno tiene una única referencia que es Sánchez y Sánchez tiene de referencia su sillón en la Moncloa. No hay otra referencia política, ideológica o de ningún otro tipo. Estamos en manos de alguien que ha llevado al país a sus niveles más bajos desde que murió Franco.

Vd. es uno de los referentes del centro derecha español y desde la moción de censura, es evidente la desunión de este sector político español que se ha roto en tres partidos. ¿Estos resultados y está desunión son consecuencia de los resultados y se puede paliar hacia una alternativa de mejora de España?

Espero y deseo que lo que se consiguió primero con UCD y después con el PP, vuelva a fructificar en una gran oferta política mayoritaria de centro derecha, que sea capaz de concitar la adhesión de los españoles, que creen él el sistema constitucional del 78, como la base fundamental de nuestras libertades. Es necesario un diálogo en el que se antepongan las necesidades objetivas de la patria a intereses personales

España está en momentos de zozobra y hay quien compara lo que vivimos, con la España del 31 o del 36. Estamos a punto de entrar en el 2020. ¿Hacia dónde inclinaría esta España? ¿Es solo un bache del que puede salir reforzada?

Aunque los paralelismos históricos, tienen siempre su atractivo, hay que tomarlos con cierto cuidado. Afortunadamente, España tiene una solidez democrática, institucional y ciudadana, que no era la del 31 o la del 36. Desde ese punto de vista, lo que es evidente es que no podemos dejarnos caer en un catastrofismo, porque funciona bien como país, con estructuras modernas legislativas, educativas y sociales y que ha conseguido una estabilidad internacional que no teníamos ni en el 31 ni en el 36. Hay que superar las tentaciones de negaciones o y pesimismo a ultranza, sacándonos adelante y teniendo confianza en nosotros.

En su respuesta, ha mencionado ciertos factores que nuestro Rey uso en su alocución navideña. ¿Considera que la Menarquia es garante de la libertad y de la democracia en España?

La Monarquía es la garante de la unidad de España y es la garante de España, sin ningún tipo de duda y como prueba de lo que digo, es que aquellos que quieren acabar con España, lo primero que quieren acabar es con la Monarquía, porque quienes quieren republica quieren destruir España, por eso debemos apostar por la figura del Rey y de la Corona.

¿Cómo se siente al ver que quien le secuestró es un líder de un partido que pacta para el gobierno de España?

Lamentablemente, es socio de Pedro Sánchez y en ese tótum revolotum, están los terroristas de antaño, fundamentalmente Bildu, que es un partido que, en otras condiciones, no debería de existir. Resulta aberrante que quienes en ciertos momentos quisieron destruir la sociedad española, aparezcan como socios del gobierno nacional. Como nos vamos a presentar al mundo para pedir ayuda contra el terrorismo, cuando un socio del gobierno lo ha sido y están introducidos en el aparato gubernamental. Es absolutamente aberrante y hay que tenerlo en cuenta,  cuando la democracia nos devuelva el poner las cosas en su sitio.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Con pasaportes falsos es una operación de inteligencia, pues solo puede ser a través del CNI y con autorización judicial; salvo que los falsificaran ilegalmente, en cuyo caso sería también una operación de inteligencia pero ilegal.

  2. Y DELICTIVA.
    No entiendo como la AUDIENCIA NACIONAL NO ABRE DILIGENCIAS PARA AVERIGUARLO…
    ¡Claro que, como no son del PP, pues no corre prisa!

Comments are closed.