Iñaki Arteta

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La situación del Constitucionalismo en el P. Vasco como elemento defensor de la unidad de España, la hegemonía de un nacionalismo que campa a sus anchas y otros aspectos de la realidad vasca, son alguno de los temas abordados en una conversación mantenida por El Diestro, con el director de cine y miembro de la Asociación Civil Esteban Garibay, Iñaki Arteta, quien está a punto de culminar su último proyecto que con el epígrafe de DESCENDIENTES, aborda una descripción de la realidad social, para una generación que conoce la “tragedia vasca” protagonizada por ETA, de oídas y desde un relato, en ocasiones manipulado por quienes pretenden modificar la realidad de lo sucedido.

Iñaki, estás a punto de culminar un proyecto que forma parte de tu línea de contar lo sucedido en esos años de “tragedia y de plomo” que se vivió en el P. Vasco, que lo has denominado como Descendientes. ¿Qué nos vas a contar en esta ocasión en este documental?

Este proyecto, está centrado no en lo que ocurrió años atrás en el P. Vasco a consecuencia de Eta, sino en analizar que huella ha dejado el terrorismo, tanto en la sociedad vasca como en Navarra, desde la perspectiva de la actualidad y que influencia tiene para las nuevas generaciones, “los descendientes”, lo vivido en una sociedad y generación anterior.

Apenas hace unos días, se ha visto como un asesino etarra ha dado una conferencia a jóvenes en la Universidad Pública Vasca. Aunque es algo escandaloso, no resulta extraño, para ningún vasco, teniendo en cuenta el historial de esta universidad, en donde se han observado situaciones a favor del nacionalismo y de condescendencia con Eta, a lo largo de los años. ¿Qué opinas?

A mí me deja atónito ver con la naturalidad con que una gran parte de la sociedad en la que vivo, ve como normal o legítimo, que un criminal de una conferencia, en una universidad y a jóvenes. Eso resulta más que suficiente, para darse cuenta de que las cosas, no van bien y que hay gente implicada en pasar página, como si no hubiera pasado nada en este país, lo que supone una fotografía de la actual sociedad vasca. Es precisamente el propósito de denuncia de mi película DESCENDIENTES, y acuérdate también como ejemplo lo que ocurrió el año pasado en Vitoria, por querer formar una asociación de constitucionalistas dentro de la universidad. Le dieron una paliza, tuvo secuelas psicológicas y se disolvió el grupo.

Tú y yo somos Vascos. Yo vivo en la diáspora y tú en el seno del P. Vasco y a ambos nos une el constitucionalismo y la lucha por la libertad. ¿Qué está pasando en nuestra tierra con esto del relato, ciudadano vasco, ciudadano? ¿Se está olvidando lo que ha pasado, se está escondiendo la realidad? Explícame qué sucede

Por explicarlo de alguna manera, te diría que si la sociedad vasca estuvo mirando para otro lado durante cincuenta años, mientras ETA mataba, ahora, la inmensa mayoría de la sociedad vasca, sigue mirando hacia otro lado, no se si girando la cabeza, pero nos hemos acostumbrado a mirar hacia sitios en donde no pasa nada, pero lo grave es que la huella que ha dejado el terrorismo y la condescendencia del nacionalismo, con ese mundo, netamente crecido, hace que la sociedad vasca esté adormecida, no recordando lo que pasó porque está mal visto y aceptándoles desde todos los ámbitos tal y como corresponde a una agenda diseñada por el nacionalismo, para pasar página con un discurso muy estudiado. El relato de lo sucedido, es solo una nebulosa.

Con la reforma del Estatuto que pretende el nacionalismo, nos vamos a encontrar con un nuevo relato de lo acontecido. ¿La sociedad vasca está demasiado cómoda dejándose manipular o está asustada?

Yo diría que Euskadi como sociedad está muerta, empezó a morir con el primer muerto de Eta. Una sociedad que ha permitido tantos crímenes, ha vivido en un shock mientras que se mataba, protegiéndose, queriendo entender las razones de los asesinos, con una relatividad frente al crimen muy extraña. Ahora mismo, está sociedad no quiere hablar de esa enfermedad que padeció y el relato, es algo que no está en las reuniones de amigos y de familia y se espera que nos lo diseñen desde las instituciones vascas.

En esta situación, ¿qué grado de culpa tiene el constitucionalismo Vasco, por su falta de liderazgo, fuerza, capacidad y con parte de ese constitucionalismo obsesionado en pactar con el PNV?

Son muchas cosas entrelazadas, ya que aquí somos los que somos. Los que hemos estado enfrentados al terrorismo en la calle, éramos pocos o muchos dependiendo del momento y la deriva del voto útil hacia el PNV, ha hundido el constitucionalismo electoral, no el real.

¿Hasta qué punto tienen responsabilidad en esto la central de estos partidos en Madrid, no sabiendo buscar un discurso con fuerza y efectividad?

La culpa puede ser de los mensajes que se lanzan a la ciudadanía o la manera en que esta asume esos mensajes, puesto que se vive en unas condiciones parecidas a las de antes, con silencios sociales en el día a día, según qué temas.

Hablando de esto, a Esteban de Garibay se os ha impedido hacer un acto poniendo como excusa una concentración de la izquierda abertzale y lo habéis tenido que trasladar. No ha habido la contestación que correspondía a esta situación desde el constitucionalismo, ¿Por qué?

A cambio de la paz, quizás el constitucionalismo ha dado un paso atrás en cuanto a la contundencia en la contestación o en la denuncia, porque en su subconsciente, piensa que vivimos mejor que antes, cuando mataban

¿Cómo se entiende que un partido como el PNV, pacte los presupuestos con Podemos?

Al PNV le da igual estar en un lado que otro, porque los “parroquianos”, quieren que saque las cosas adelante. No es cuestión de ideologías, sino que la sociedad, les pide y agradece que les dé un nivel de vida muy interesante, a cambio de silencio, creando un sistema que hagan lo que hagan y como te permite vivir bien, es aceptado.

¿El P. Vasco tiene solución para que alguna vez entre en la senda del constitucionalismo?

La clave de que esto suceda, es el remplazo generacional, porque los de tu edad y la mía, que hemos luchado en la “guerra de la libertad”, estamos conciéncianos con lo que hemos vivido, pero los jóvenes serán los que determinen la situación a pesar de las influencias de la educación y de otros factores de influencia social.

1 Comentario

  1. Muy buena la entrevista, pero permítanme mis dudas de que “los jóvenes serán los que determinen la situación, a pesar de las influencias de la educación y de otros factores de influencia social” ya que día a día están más inmersos en la sociedad, contando con el adoctrinamiento y manipulación de todos los factores y medios necesarios.

Comments are closed.