Los datos de paro que se han publicado en el día de hoy son un desastre absoluto y bastante habitual desde que Pedro Sánchez es presidente del gobierno… en funciones. La caída de la afiliación en 53.114 ocupados es la mayor en este mes desde 2013 y la subida del paro en 20.525 personas es la mayor desde noviembre de 2016. Con estos datos, el número de parados se sitúa en 3.198.184 personas, que pese a todo sigue siendo la cifra más baja en un mes de noviembre desde 2008. En términos desestacionalizados, eso sí, el paro sube en 4.113 personas.

Pero aquí no pasa nada. Lo importante es gastarse dinero en cuentos chinos malos como la cumbre del clima y decir que el calentamiento global se solucionaría con más feminismo. Cualquier cosa con tal de no hablar de lo verdaderamente importante y de la realidad de nuestro día a día. Y la realidad es que, sin haber conseguido todavía salir de la crisis en la que nos metió Zapatero, ya estamos instalados en la siguiente.

Y mientras tanto, En España es más que probable que gobiernen dos partidos comunistas, uno casi comunista, el PSOE, y otro comunista del todo: Podemos. Con rumores que apuntan a que podría ser nombrada ministra de trabajo una comunista recalcitrante y que a autónomos y empresas se les va a subir los impuestos. Es decir, con rumores que apuntan a que el paro va a seguir subiendo.

Pero como siempre sucede en España en los últimos años, eso no es lo más importante. Lo más importante es que seas progresista y no facha aunque eso nos traiga consecuencias nefastas a todos. ¿Qué más da si somos “progres”?