Calentamiento global

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La verdad es que nos cuesta bastante criticar a Greta Thunberg a pesar de lo que está pasando en los últimos días y el completo desacuerdo que tenemos con todo lo que difunde esta niña. Tiene 16 años y está siendo utilizada por todos los adultos, empezando por sus propios padres.

Y además, nos da la sensación de que está en su momento de gloria y esto le va a acabar pasando factura con el paso de los años puesto que va a acabar convirtiéndose en un “juguete roto” y eso es algo que nos da mucha pena.

La realidad es que la pobre está siendo la única que de la cara con las absurdas informaciones que cientos de desalmados la estén metiendo en su cabeza. Es una auténtica tragedia que se utilice así a una menor mientras quienes manejan los hilos y se van a lucrar gracias a su imagen permanecen miserablemente ocultos entre bambalinas, comenzando por los miserables de sus padres.

Y no contentos con la basura que le están metiendo en la cabeza, en cuanto al clima se refiere, también le dan datos falsos para que sea ella quien de la cara y se lleve las respuestas ante unas cifras manipuladas, ilógicas y completamente fuera de lugar. Pero entendemos que para sus alienados seguidores no pase nada puesto que serían capaces de estar convencidos de que es de noche a las 11 de la mañana, solamente porque Greta y los que mueven sus hilos lo dijeran.

Tras la manifestación de los últimos días en la que participó, difundió a través de su cuenta de Twitter un dato completamente erróneo y falseado en cuanto a los participantes en la misma se refieren. Dijo que habían participado en la marcha 500.000 personas cuando los datos oficiales eran de 10.000 y 20.000 las cifras más optimistas.

Es una pena que estén haciendo con esta niña lo que están haciendo. Los que andan manipulando a una menor como ella deberían recibir un duro castigo por ello, empezando por los miserables de sus padres.