SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Pedro Sánchez vuelve ha quedar como un gran impostor y un mentiroso patológico y el último consejo de ministros del año no ha hecho más que confirmar algo a lo que, aunque estemos acostumbrados, no deja de indignarnos.

El pasado 7 de octubre y en plena precampaña electoral de las pasadas elecciones del 10 de noviembre, Pedro “Trolas” Sánchez, hacía el siguiente anuncio a bombo y platillo, anuncio que mucho “pardillo” se habrá creído: “Les anuncio que este mismo mes de diciembre actualizaremos las pensiones en torno al IPC real“. Y ese misma día al ser preguntado por ello durante una entrevista en Antena 3, decía lo siguiente: “Las subiremos“.

Y finalizado el consejo de ministros cuando la figura del museo de cera, la ministra Celaá, fue preguntada por ello, ha dicho lo siguiente: “La revalorización de las pensiones, que se hará al 0,9% habida cuenta de que ése ha sido el IPC, y se hará una única revalorización en el momento preciso que se configure el Gobierno“. Por lo tanto a día 1 de enero no se aplicará ninguna subida de pensiones y ni siquiera se aplicará el 0,25% que está recogido en la ley todavía vigente en caso de déficit del sistema.

Esta nueva mentira de este falsario queda en evidencia incluso con el propio programa electoral del PSOE que en la primera de las 35 medidas que lo componen dice lo siguiente: “En el próximo mes de diciembre actualizaremos las pensiones de 2020 de acuerdo con el IPC real“.

Claro que el problema con todo esto no lo tiene Pedro Sánchez, el problema lo tienen todos aquellos incautos, todos aquellos ignorantes que, a pesar de ser conscientes de las muchas mentiras en las que ha sido pillado Pedro Sánchez, le hayan votado creyéndose alguna de sus promesas electorales, sobre todo esto. Cuando alguien cree a un mentiroso una vez, la culpa es de quien le miente. Pero cuando alguien cree a un personaje como Pedro Sánchez teniendo en cuenta la trayectoria que tiene, la culpa es quien le cree.