Una foto de Juan Manuel Piñuel y al lado un poema dedicado por su viuda

Juan Manuel Piñuel era guardia civil y fue asesinado por ETA en el año 2008. Los terroristas colocaron una furgoneta bomba cargada con unos 200 kilos de amonal frente al cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Alava) y la hicieron explotar. Juan Manuel Piñuel fue alcanzado por la explosión cuando intentaba alertar a sus compañeros debido a que esa furgoneta le había resultado sospechosa. En ese atentado, además de la muerte de Piñuel, resultaron heridas otras 27 personas.

Desde entonces, familiares y amigos del guardia civil asesinado colocan periódicamente fotografías, flores, pebeteros, poemas o velas como recuerdo y en su memoria.

Pero entre febrero de 2017 y septiembre de 2018, un indeseable cuyas iniciales son A.R.R se ha dedicado a destrozar y retirar todos los símbolos de homenaje al guardia civil asesinado hasta en, al menos, 17 ocasiones. Y no solo eso, además hacía pintadas contra la Guardia Civil y colocaba pancartas enaltecedoras de ETA como ‘Jo ETA Ke’ (‘Seguir sin descanso’) y ‘Alde Hemendik’, (‘Fuera de aquí’).

Imágenes del entierro de Juan Ramón Piñuel

El individuo fue denunciado y finalmente aceptó todos los delitos por los que había sido acusado aceptando como pena la condena a un año de prisión. Debido a que A.R.R. no tenía antecedentes penales, es más que probable que no tenga que entrar en prisión.

Es de vergüenza y produce un grandísimo dolor que los familiares de las víctimas del terrorismo no solo tengan que sufrir el dolor por la pérdida de un ser querido, sino que también tengan que soportar a miserables que les destrozan los pequeños homenajes que realizan a su familiar asesinado.

La asquerosa deriva que está tomando cierta parte de la sociedad española blanqueando el terrorismo y enalteciéndolo es para que esa parte de la sociedad se lo haga mirar. Es inadmisible que se tenga que aguantar a sujetos como este A.R.R. que son ni tan siquiera son capaces de aguantar que los familiares de las víctimas honren la memoria de sus seres queridos asesinados vilmente.

A pesar de que la Ley permite que un sujeto sin antecedentes no entre en prisión cuando es condenado a una pena inferior de un año, hay ciertos casos en los que debería ser ineludible, este es uno de ellos.

D.E.P. Juan Manuel Piñuel.

¡Viva la Guardia Civil!