SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Pues ya tenemos novedad en el gran apartado de la política española, ese al que más tiempo dedica nuestra clase política y el que mejor se le da: el de la corrupción. Ahora el turno le toca al PNV, esos chicos que se pusieron tan “estupendos” en la moción de censura de Rajoy porque nunca habían roto un plato.

Y el nuevo “premiado” ha sido Alfredo de Miguel, el que fuera número dos del PNV alavés y diputado foral. La Audiencia Provincial de Álava ha condenado a 13 años y 3 meses de cárcel a De Miguel por diversos delitos, entre otros por asociación ilícita, cohecho y tráfico de influencias. Sin embargo, la Audiencia Provincial ha establecido que el máximo de cumplimiento efectivo de cárcel para De Miguel sea de 9 años.

Ofertas de Navidad de Amazon válidas hasta el 22 de diciembre

El fallo ha sido hecho público este mismo martes en lo que se considera el mayor caso de corrupción política de la historia de Vascongadas.

Sabino Arana

¿Y ahora qué? Pues nada, no pasará nada porque en la vida política española hay corrupción de primera y corrupción de segunda y esas categorías no se marcan en función al dinero estafado o al delito cometido. Se marca en función al partido que lo cometa y, siendo malos todos los delitos, son peores en función a la cantidad defraudada y no a quién lo haga.

El PNV ahora mismo es un partido vital para el futuro de la investidura de Sánchez y nadie va a decir nada malo de ellos. Y eso a pesar del negro historial de ese partido. El caso es que el PNV ya tiene a un nuevo premiado en un caso de corrupción pero aquí no pasa nada. Más grave hubiera sido si hubiera robado unas cremas de un supermercado.

1 Comentario

  1. En cuanto a la “junta” de PSOE y Bildu no se debería meter a Dios por medio sino más bien: Jesuitas los crían, opudeístas los guían y Soros los junta.
    Todito controlado durante 60 años por el Gran Hermano Yanqui.

Comments are closed.